Gestación

Por qué mi perra recién parida escarba

 
Eduarda Piamore
Por Eduarda Piamore. Actualizado: 9 febrero 2024
Por qué mi perra recién parida escarba

El acto de rascar o escarbar el suelo es instintivo en los perros y puede estar relacionado con diferentes causas internas o externas al organismo de cada can. Por ende, no es posible determinar una única causa de este comportamiento en todos los peludos, independientemente de cual sea su sexo, edad o raza. No obstante, cuando esta conducta se manifiesta justo después del parto, muchos tutores se preguntan “¿por qué mi perra recién parida escarba?” y tratan de entender si esto puede afectar el bienestar de la hembra y de sus cachorros.

Si compartes tu hogar con una flamante mamá perruna y estás pasando por una situación parecida, en este artículo de TodoPerros te explicaremos cuáles son las principales razones por las que una perra escarba después de parir, y también veremos cuándo es necesario que intervengas para asegurar que tanto ella como sus crías permanezcan sanos. ¡Allá vamos!

Índice
  1. Búsqueda de un refugio
  2. Estrés
  3. Calor o frío intenso
  4. Marcaje

Búsqueda de un refugio

Durante las primeras semanas de vida, los cachorros dependen completamente de su madre para sus necesidades básicas, como alimentación, eliminación y cuidados. En estas semanas, las perras suelen entender este vínculo de dependencia y proporcionan los cuidados esenciales debido a cambios fisiológicos y hormonales durante el embarazo y el parto, que las preparan para este rol maternal.

Es por ello que, en las primeras semanas después del parto, la mayoría de las hembras se muestran extremadamente celosas y protectoras de sus cachorros. Y una de las cosas más importantes para esas mamás es asegurar que sus crías permanezcan en un ambiente positivo y tranquilo, donde no existan perturbaciones o inminentes amenazas a su bienestar. De ahí que puedas decir que mi perra rasca el suelo después del parto.

Cuando la perra percibe que su entorno no es del todo seguro, es muy probable que sienta la necesidad de cambiar de lugar a sus cachorros. Entonces, la explicación de por qué tu perra recién parida escarba puede ser que intenta construir un “refugio” seguro para sus crías, como si fuera una especie de madriguera donde puedan estar protegidos mientras se desarrollan.

Qué hacer si mi perra rasca el piso después del parto

Más allá de que las hembras necesitan algunos cuidados más específicos durante el embarazo, todos los perros, independiente de su sexo o edad, deberían vivir en un ambiente positivo y seguro para conservar una óptima salud física y mental a lo largo de sus vidas. No obstante, los tutores necesitan poner especial atención a la hora de preparar el espacio donde la perra embarazada va a parir y, en seguida, empezar a cuidar de sus cachorros.

Este espacio debe transmitir a la perra mucha calma, confianza y seguridad, para que ella pueda experimentar un parto más fluido, con un menor nivel de estrés agregado por factores ambientales, y también para no sienta la necesidad de trasladar a sus cachorros luego de su nacimiento.

Nuestro consejo es que busques una habitación donde no haya un exceso de estímulos (por ejemplo, ruidos fuertes, luces muy intensas, etc.) y donde la perra pueda quedarse sola y tranquila siempre que lo desee. También es muy importante asegurarte de que en esta habitación no haga mucho frío ni calor intenso, y que en ella se mantenga una buena higiene.

Puede que te interese el siguiente post sobre "¿Cuánto tiempo después del parto, una perra vuelve a tener el celo?". ¡Descubre la respuesta!

Estrés

Otra explicación de por qué una perra recién parida escarba o rasca el suelo después de parir, ocurre en consecuencia de un incremento del estrés post-parto. Lamentablemente, son varios los factores internos y externos al organismo de la hembra recién parida que pueden hacerla sentirse más estresada que lo habitual.

Una de ellas es la que vimos en el anterior apartado, porque, si la perra percibe que sus cachorros y ella misma corren algún tipo de riesgo en el entorno donde se encuentran, esto le provocará muchísima ansiedad y estrés. Incluso es posible que esa mamá termine manifestando conductas defensivas o directamente agresivas en el intento de mantener sus cachorros a salvo.

Pero, hay muchas otras cosas que estresan a una perra recién parida, por ejemplo:

  • Los cambios hormonales que su cuerpo experimenta después del parto.
  • La presencia de individuos extraños en su entorno, ya sean otros animales o personas.
  • La exposición a estímulos intensos o desconocidos, ya sean visuales, sonoros u olfativos.
  • Cualquier cambio brusco o repentino en su ambiente o rutina.
  • Enfermedades o trastornos metabólicos que pueden desarrollarse durante el embarazo o incluso ser preexistentes.
  • Dolor o incomodidad al amamantar, que suele intensificarse cuando los cachorros empiezan a desarrollar su primera dentición, pero que también pueden indicar que la perra tiene dificultades para producir leche o para expulsarla naturalmente a través de sus mamas.
  • La separación prematura de uno o varios de sus cachorros, porque la perra es capaz de reconocerlos y sufre cuando son apartados de ella a una muy temprana edad. Por ello, se recomienda esperar a que los cachorros cumplan dos o tres meses de vida antes de separarlos de su madre.
  • Y, en algunos casos, la propia exigencia de cumplir ese “rol maternal” puede estresar a la perra recién parida, lo que puede llevarla a rechazar sus cachorros. Los motivos que hacen que una perra descuide o rechace sus crías aún no están del todo claros, pero se ha observado que esto es más frecuente en hembras que han sido preñadas a una muy temprana edad, principalmente durante el primer o el segundo celo, los cuales casi siempre se producen antes de que la perra haya concluido su desarrollo físico y emocional.

El estrés en perros, ya sean machos o hembras, suele conllevar a la manifestación de conductas inusuales o a una intensificación de los comportamientos instintivos, como el de escarbar. Estos síntomas son el resultado de la necesidad de aliviar la tensión acumulada debido a la exposición al estrés, y pueden presentarse en cualquier momento de la vida de un perro. Por ello, es esencial que los tutores tomen medidas para prevenir el estrés desde la llegada de su mejor amigo al hogar.

Cómo prevenir el estrés en una perra recién parida

Con brindarle un ambiente tranquilo y seguro durante todo el embarazo, y principalmente cuando se acerca el momento del parto, ya lograrás evitar muchísimo estrés para una perra embarazada o recién parida. También es importante:

  • Reforzar la atención a la alimentación, porque el organismo de una perra embarazada casi siempre requiere de un refuerzo de calorías y de micro y macronutrientes esenciales para prevenir una debilitación de su sistema inmune, y garantizar el óptimo desarrollo de las crías.
  • Evitar los cambios en el hogar cuando tenemos una perra embarazada o recién parida, porque estas modificaciones, por más pequeñas o sutiles que nos puedan parecer, significan cierta “ruptura” en el ambiente y los hábitos a los que la perra se había aferrado para sentirse segura. Y el resultado es casi siempre un aumento del estrés, principalmente cuando la perra ya transita un periodo delicado como la gestación o el post-parto.

Estos cambios no se refieren solo a modificaciones estructurales, de ubicaciones o en la rutina de la propia perra, sino que también a la llegada de individuos extraños en el hogar. Entonces, si estás evaluando la posibilidad de adoptar a un nuevo perro u otro animal, por ejemplo, lo ideal sería esperar a que tu perra concluya ese periodo “crítico” del post-parto, durante el cual estará muy concentrada en la protección de sus cachorros y tenderá a rechazar toda manifestación de lo “desconocido” en su entorno, porque esto supone, para ella y principalmente para sus cachorros, la posibilidad de exponerse a riesgos innecesarios.

Por qué mi perra recién parida escarba - Estrés

Calor o frío intenso

Tanto el calor como el frío intenso también pueden hacer que una perra recién parida escarbe o rasque el suelo con más frecuencia para refrescarse o calentarse. Este comportamiento se observa más comúnmente en los perros que tienen acceso a superficies naturales, como la tierra y el césped. Pero, al tratarse de una conducta instintiva que supone una capacidad adaptativa que favorece la regulación de la temperatura corporal, también puede ser observada en perros que viven en pisos.

En los días más cálidos, al escarbar la camada superficial de tierra o césped, el perro logra “destapar” una capa más profunda que, al no estar directamente expuesta a la radiación solar, tiende a estar más fresca. Ya en las épocas más frías del año, esta misma acción permite al perro tener acceso a una capa más cálida, la cual se ha mantenido resguardada de las adversidades climáticas (nieve, hielo, etc.).

Qué hacer si mi perra rasca el suelo después del parto por frío o calor

Como vimos, todos los perros deberían tener acceso a un ambiente favorable a su óptimo desarrollo y al mantenimiento de su salud. Lógicamente, esto supone que el perro no debería ser obligado a exponerse a condiciones climáticas desfavorables, como el calor y el frío extremos.

Y una vez más, dado que tanto la perra como sus cachorros recién paridos se encuentran en un estado de particular vulnerabilidad, es aún más importante certificarte de que su espacio esté bien acondicionado y climatizado, de forma a mantener temperaturas favorables y estables, que no comprometan su bienestar.

Si en tu región hace mucho calor, asegúrate de ubicar la “guarida” de la mama perra y sus cachorros en una habitación que no esté directamente expuesta a los rayos solares y donde haya una buena ventilación. También será clave dejar siempre agua fresca y limpia al alcance de la perra para no comprometer su hidratación.

Por otro lado, si la hembra ha parido en una época o región más fría, suele ser beneficiosa que su “refugio” post-parto esté ubicado en una habitación con buena disponibilidad de luz solar, la cual puede ser complementada por sistemas de calefacción artificiales (cuando sea necesario, lógicamente).

Dejar una manta limpia y confortable al alcance de la perra también es una buena práctica para evitar que tenga frío, así como elegir una cama con buen relleno y evitar ubicarla directamente sobre el suelo o piso del hogar.

Si deseas seguir profundizando en este tema, te recomendamos este post de TodoPerros sobre la "Temperatura corporal de un perro: valor normal y regulación".

Por qué mi perra recién parida escarba - Calor o frío intenso

Marcaje

En el caso de las hembras, el marcaje con orina suele intensificarse durante el celo, y principalmente en la fase receptiva al apareamiento, porque esta es una “estrategia” que les permite liberar las feromonas que atraen a los machos. No obstante, una perra embarazada o recién parida no necesariamente dejará de marcar, porque, como vimos, ese marcaje puede tener otros propósitos más allá de transmitir su disponibilidad sexual.

Y no siempre las hembras marcan con orina, sino que, muchas veces, rascan o escarban el suelo para liberar otros tipos de feromonas presentes en la región de las patas, así como para imprimir una marca visual sobre ciertas superficies o recursos que indican su presencia.

Así mismo, cuando una perra transita el embarazo y el parto en un ambiente seguro y tranquilo, no deberíamos observar una necesidad de reforzar el marcaje de su territorio. No obstante, alteraciones en su entorno y la llegada de individuos extraños al hogar son algunos de los factores que pueden hacer que una perra embarazada o recién parida recurra al acto de escarbar o rascar el suelo para marcar territorio.

Esto puede deberse a que la perra interpreta la llegada de un nuevo individuo como una posible amenaza, ya que ese extraño podría llegar a ser un rival con el cual deba disputar los recursos disponibles en su entorno. Por otro lado, cambios en su entorno y, en casos más extremos, una mudanza de domicilio, pueden hacer que la perra empiece a marcar con más frecuencia para reforzar su olor en este ambiente mediante la liberación de feromonas.

En este caso, la perra marca con el principal objetivo de sentirse más seguro y confiada en ese entorno que le resulta menos “reconocible” que de costumbre.

Qué hacer

En realidad, los consejos son los mismos que veníamos viendo hasta aquí, porque, en gran medida, consisten en evitar que se produzcan cambios repentinos o que se sumen fuentes de estrés en el entorno de una perra embarazada o recién parida. No obstante, hay que tener en cuenta que el marcaje también es un comportamiento inherente a la naturaleza canina y que está fuertemente relacionado con el deseo sexual y el instinto reproductivo.

Así pues, el único método realmente eficiente para atenuar tanto el marcaje como otros comportamientos sexuales (por ejemplo, la monta, el escapismo e incluso la agresividad intersexual), es la castración.

Y si bien algunos perros castrados siguen marcando, se ha observado que esto se debe principalmente a la asimilación de estas conductas de marcaje como parte del comportamiento del can, lo que suele ocurrir cuando la castración se lleva a cabo en una edad más avanzada.

Por ello, la castración temprana, hoy, es la opción más recomendable tanto por los efectos beneficiosos en el comportamiento del can, como por la mayor eficiencia al prevenir embarazos indeseados, los cuales, muchas veces, se traducen en mayores tasas de abandono y de sobrepoblación callejera.

Si quieres profundizar en los métodos anticonceptivos que puedes emplear con tu perra, y conocer los pros y los contras de cada uno de ellos, echa un vistazo al siguiente artículo: “¿Existe la pastilla del día después para perras?".

Este artículo es meramente informativo, en TodoPerros.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi perra recién parida escarba, te recomendamos que entres en nuestra sección de Gestación.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Por qué mi perra recién parida escarba