menu
Compartir

Heces frías en perros: causas y qué hacer

 
Por María Besteiros. 25 enero 2024
Heces frías en perros: causas y qué hacer

En este artículo de TodoPerros hablaremos de un aspecto que llama la atención de algunos cuidadores. Se trata de las heces frías. Pero, ¿es posible que las heces de un perro estén frías? Lo que sí podemos asegurar es que las deposiciones nos dan mucha información sobre el estado de salud del perro. Por este motivo, no está de más que nos fijemos en ellas con regularidad y que consultemos con el veterinario si detectamos cualquier cambio, sobre todo si se acompaña de otros signos clínicos o nuestro perro es especialmente vulnerable por ser muy joven, muy mayor o padece ya alguna enfermedad. Hablamos de heces anómalas y heces frías en perros, sus causas y qué hacer, a continuación.

Por qué mi perro hace caca fría

Como parece lógico, la caca de los perros sale de su cuerpo caliente, pues la temperatura corporal de estos animales es de unos 37,8-39,2 ºC. Incluso cuando hablamos de hipotermia, es decir, una temperatura más baja de la normal, tanto que puede comprometer la vida del perro, estaríamos en unos 35 ºC, lo que sigue siendo caliente. Hablamos de ello en este otro artículo: "Temperatura corporal de un perro".

Hipotermias más graves podrían descender la temperatura corporal por debajo de esta marca, pero el estado del perro estaría ya muy deteriorado y notaríamos, evidentemente, signos de alerta antes que caca fría, que, aún con 35º, seguiría estando caliente. Por lo tanto, ¿un perro hace caca fría? No parece posible que las heces de un perro estén frías, salvo que dejemos que transcurra el suficiente tiempo entre su emisión y su recogida como para que adquieran una temperatura más baja. Aunque nos encontremos en un clima muy frío y el suelo esté helado, las heces recién hechas de un perro se perciben calientes si las recogemos al momento.

Así, cuando un cuidador dice que su perro hace caca fría puede ser más una percepción que la realidad. En cualquier caso, siempre tiene la opción de comprobar la temperatura de las heces con un termómetro, aunque no se describe ninguna patología teniendo en cuenta este dato. Es decir, a pesar de que el termómetro indique que la caca del perro está fría, no sería el resultado de ningún problema de salud.

Alteraciones en las heces de los perros que sí son alarmantes

Como hemos comentado, es importante controlar con regularidad las deposiciones de nuestro perro. Lo normal es que haga todos los días caca varias veces, que pueden oscilar entre 1 y 2, que es lo más habitual en los perros adultos, y 4 o 5, en el caso de los cachorros. El número de defecaciones al día suele ser constante, esto es, un perro que hace caca dos veces al día, lo habitual es que haga esas dos veces todos los días y esa será su normalidad. En cambio, para otro perro la normalidad puede ser hacer tres veces o una.

Además de la cantidad, tendremos que fijarnos en el aspecto y en el olor. Las heces tienen que ser compactas y no excesivamente malolientes. El color va a depender de la alimentación. Si esta se basa en el pienso, el color será siempre el mismo y uniforme, mientras que si sigue una dieta casera, el color puede variar en función de los ingredientes.

Teniendo todos estos datos presentes, quitando las heces frías en perros que hemos visto que no se relacionan con patologías, la observación nos permite detectar alteraciones relevantes, como las siguientes:

  • Diarrea: la diarrea implica que las heces pierden su forma y, además, se eliminan con mayor frecuencia de la normal. Son múltiples sus causas y pueden ir desde el estrés, por ejemplo si el perro se pone nervioso al ir al veterinario, hasta enfermedades de gravedad, intolerancias alimentarias, efectos secundarios de fármacos o parasitosis. Por este motivo, si nuestro ejemplar presenta diarrea, desconocemos la causa, no remite en un día o se encuentra en un grupo de riesgo por edad o condición, debemos contactar con el veterinario. La diarrea, más si se acompaña de vómitos, puede provocar deshidratación. Las diarreas leves en perros sanos pueden tratarse en casa implantando un tiempo de ayuno y una dieta blanda.
  • Descomposición: no llega a ser diarrea, pero las heces están más blandas de lo normal. Es un trastorno que, al igual que la diarrea, tiene múltiples causas, tanto físicas como psicológicas. Una muy frecuente es el cambio brusco de alimentación, que puede desencadenar trastornos digestivos leves. En este caso, hay que volver a la dieta inicial e introducir la nueva poco a poco. En general, si la descomposición no remite en un día y desconocemos su causa, hay que consultar con el veterinario.
  • Sangrado: la sangre en las heces puede verse fresca, en coágulos o ya digerida, caso en el que podemos apreciar un color negruzco o una especie de posos de café. Un sangrado siempre es motivo de consulta con el veterinario y puede deberse a enfermedades tan graves como la parvovirosis, úlceras gastrointestinales, etc.
  • Mucosidad: que en las heces aparezca mucosidad puede relacionarse con diferentes trastornos digestivos. Como siempre, si se trata de un suceso puntual y sin más sintomatología, no debemos preocuparnos, pero, si se repite o detectamos cualquier otro signo clínico, tendremos que visitar al veterinario.
  • Grasa: unas heces grasas con olor a rancio, abundantes y grisáceas pueden aparecer cuando el perro tiene problemas pancreáticos o de malabsorción, enteritis infecciosa, enfermedad inflamatoria del intestino, etc. Es frecuente que se aprecien otros signos clínicos, como adelgazamiento, aumento del apetito o un mal estado del manto. Hay que acudir al veterinario.
  • Heces blancas: en ocasiones, tras la ingesta de huesos, los perros hacen caca blanquecina y dura. No es una patología, sino la consecuencia directa de la alimentación.
  • Cuerpos extraños: los perros son exploradores por naturaleza, investigan el mundo con la boca y no es raro que acaben ingiriendo distintos elementos. Al no ser digeribles, lo habitual es que se eliminen tal cual en las heces, por lo que no será necesario acudir al veterinario, pero sí vigilar el entorno y garantizar la seguridad. La ingesta de cuerpos extraños, como juguetes, toallitas o calcetines puede acabar por desencadenar problemas tan graves como la obstrucción intestinal o la peritonitis, que son urgencias veterinarias.
  • Deposiciones pequeñas: pueden indicar colitis, lo que provoca dificultad para defecar, dolor al hacerlo, gases y muchas deposiciones de pequeño tamaño en las que se puede distinguir sangre y mucosidad. La colitis tiene diversas causas, por lo que será el veterinario quien tenga que diagnosticar y tratar.
  • Estreñimiento: por último, mencionar también que la ausencia de heces por más de 1-2 días es motivo de alarma, sobre todo si vemos que el perro hace esfuerzos por defecar. La edad, la deshidratación, la ingesta de materiales no comestibles, algunos fármacos o problemas a nivel psicológico pueden estar detrás de este problema y van a requerir tratamiento veterinario. Por cierto, nunca hay que administrar laxantes sin la prescripción de este profesional.

Ahora que sabes que las heces frías en perros no son motivo de preocupación y sí en qué debes fijarte para saber si puede haber un problema, no dudes en visitar al veterinario si tu can presenta cualquiera de estas anomalías.

Heces frías en perros: causas y qué hacer - Alteraciones en las heces de los perros que sí son alarmantes

Este artículo es meramente informativo, en TodoPerros.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Heces frías en perros: causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas y trastornos.

Bibliografía
  • Carlson y Giffin. (2002). Manual práctico de veterinaria canina. Madrid: Editorial el Drac.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Heces frías en perros: causas y qué hacer
1 de 2
Heces frías en perros: causas y qué hacer

Volver arriba