menu
Compartir

Temperatura corporal de un perro: valor normal y regulación

 
Por Equipo editorial de TodoPerros. Actualizado: 24 enero 2024
Temperatura corporal de un perro: valor normal y regulación

La temperatura corporal de un perro es un aspecto vital para su bienestar y rendimiento. A diferencia de los humanos, los perros poseen sistemas únicos para regular su temperatura, y comprender estos mecanismos es esencial para garantizar su salud, especialmente en situaciones de calor extremo o esfuerzo físico.

Los perros, como casi todos los mamíferos, son homeotérmicos, es decir, que la temperatura corporal se mantiene prácticamente constante a lo largo de su vida. Si quieres conocer todos los detalles, en este artículo de TodoPerros te explicamos cuál es la temperatura normal de un perro y cómo la regulan.

Cuál es la temperatura normal de un perro

La temperatura corporal de un perro varía según su edad y tamaño. En general, un perro adulto tiene una temperatura normal entre 38 ºC y 39 ºC. Los cachorros, por otro lado, pueden tener una temperatura ligeramente más alta, oscilando entre 38,3 ºC y 39,5 ºC.

Conocer estos rangos es crucial para identificar posibles problemas de salud, ya una temperatura corporal por encima o por debajo de los valores normales implica diferentes problemas de mayor o menor gravedad.

Implicaciones de la temperatura corporal de un perro

Como acabamos de comentar, la temperatura normal de un perro es la que se encuentra entre los 38 y los 39 ºC, de manera que un aumento o descenso de la misma implica complicaciones como las siguientes:

  • Por encima del valor normal (hipertemia): cuando la temperatura supera los límites normales, el perro puede experimentar hipertemia. Esto puede deberse a ejercicio intenso, exposición prolongada al calor o enfermedades. Los signos incluyen jadeo excesivo, letargo y, en casos graves, pueden ocurrir convulsiones. Es crucial enfriar al perro gradualmente y buscar atención veterinaria. Por otro lado, cuando el aumento de la temperatura corporal del perro es regulado y causado por infecciones, principalmente, hablamos de fiebre.
  • Por debajo del valor normal (hipotermia): la hipotermia, o temperatura corporal por debajo de lo normal, puede ocurrir en condiciones frías o después de un baño prolongado. Los síntomas incluyen temblores, falta de energía y rigidez. En este caso, calentar al perro gradualmente y proporcionar protección contra el frío son medidas necesarias para evitar complicaciones.
Temperatura corporal de un perro: valor normal y regulación - Cuál es la temperatura normal de un perro

Cómo regulan la temperatura los perros

Los perros cuentan con mecanismos de regulación térmica que difieren significativamente de los humanos. A diferencia de nosotros, que sudamos abundantemente, los perros tienen glándulas sudoríparas limitadas, presentes únicamente en las plantas de sus patas. En lugar de sudar, dependen en gran medida de la respiración para liberar calor. Cuando un perro se esfuerza, su temperatura corporal puede aumentar significativamente, llegando a alcanzar entre 39 ºC y 40 ºC e, incluso en situaciones extremas, 42,5 ºC.

Además de la respiración, la cabeza del perro juega un papel esencial en la regulación térmica. La temperatura del cerebro debe mantenerse por debajo de los 41 ºC para evitar riesgos como el edema cerebral. El sistema venoso en la cabeza, con sus características especiales y círculos alternativos, contribuye a este proceso "intercambiador de calor", enfriando la sangre arterial que llega al cerebro.

Los factores clave en la regulación de la temperatura corporal de los perros son los siguientes:

  • Sistema respiratorio: la respiración es la principal vía de eliminación de calor en los perros. Observar el ritmo respiratorio y la presencia de jadeo es crucial para entender cómo están gestionando su temperatura.
  • Color del pelaje: la coloración del pelaje también influye en la acumulación de calor. Colores oscuros, cercanos al negro, absorben más calor que los colores claros, lo que puede afectar a la regulación térmica, especialmente en climas cálidos.
  • Efectos del ejercicio: durante el ejercicio, la temperatura corporal puede aumentar considerablemente. Este aumento activa mecanismos adaptativos que mejoran el rendimiento físico del perro.
  • Distribución de calor: los perros distribuyen el calor a través de varios mecanismos, incluyendo la conducción y la radiación. La conducción transfiere el calor de las partes internas del cuerpo a la superficie, mientras que la radiación libera calor en forma de ondas electromagnéticas, siendo especialmente importante durante el reposo.

Cómo reparten el calor los perros

Hemos visto que uno de los factores más relevantes a la hora de regular la temperatura de un perro es la propia distribución del calor. Pues bien, veamos a continuación cómo reparten los perros el calor por todo su cuerpo:

  • Conducción: el calor generado en el cuerpo se transfiere a través de los tejidos hasta llegar a la superficie corporal. Durante este proceso, el calor puede ser transportado hacia la piel o hacia el exterior, según las condiciones ambientales.
  • Radiación: la radiación es el método principal de pérdida de calor en reposo, representando aproximadamente el 60 % del calor expulsado. Se libera a través de rayos infrarrojos, contribuyendo significativamente a la regulación térmica.

Estos mecanismos de distribución y eliminación de calor son esenciales para comprender cómo los perros gestionan su temperatura corporal, garantizando su bienestar en diversas condiciones.

Temperatura corporal de un perro: valor normal y regulación - Cómo regulan la temperatura los perros

Cómo subir o bajar la temperatura corporal de un perro

En situaciones donde es necesario intervenir para subir o bajar la temperatura de un perro, es esencial actuar con rapidez y precaución. Así, para subir la temperatura corporal de un perro, debemos evitar el enfriamiento brusco. En caso de hipotermia, calentar al perro gradualmente es fundamental. Evitar cambios bruscos de temperatura, centrándose especialmente en las áreas del cuello y el vientre, puede prevenir complicaciones.

Para bajar la temperatura corporal de un perro, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Evitar el ejercicio prolongado en días de calor: con temperaturas superiores a 25 ºC, es crucial no forzar a los perros a realizar ejercicios extensos. Programar actividades para las primeras horas de la mañana o últimas de la tarde minimiza la exposición al calor.
  • Suministrar agua y proporcionar sombra: en condiciones de calor, hay que asegurarse de que el perro tenga acceso a agua fresca y sombra. Mojar al perro ocasionalmente, especialmente en áreas donde la evaporación es efectiva, como la boca y la lengua, ayuda a regular la temperatura. En aquellas zonas con una mayor cantidad de pelo, se produce tal evaporación del agua que el animal sufre todavía más calor, por tanto, no es recomendable mojar estas áreas, apostando por aquellas con menos pelo.
  • Reconocer los síntomas de estrés por calor: temblores, respiración agitada, vómitos o apatía son signos de estrés por calor. Ante estos síntomas, detener el ejercicio y tomar medidas para enfriar al perro es esencial.

Ahora que conoces toda la información relacionada con al temperatura corporal de un perro, que son animales homeotérmicos y cómo la regulan, no dudes en acudir al centro veterinario ante cualquier alteración con la misma.

Si deseas leer más artículos parecidos a Temperatura corporal de un perro: valor normal y regulación, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Temperatura corporal de un perro: valor normal y regulación
1 de 3
Temperatura corporal de un perro: valor normal y regulación

Volver arriba