menu
Compartir

Por qué mi perro murió con los ojos abiertos

 
Por María Besteiros. Actualizado: 25 enero 2024
Por qué mi perro murió con los ojos abiertos

La muerte de nuestro perro, con independencia de la causa, siempre es un trago duro y difícil para los cuidadores. No es un tema del que se quiera hablar, pero lo cierto es que se hace necesario comentar algunos detalles que pueden generar dudas en este complicado momento, sobre todo cuando el cuidador desconoce la causa del fallecimiento.

Un ejemplo son los ojos abiertos, la posición de la lengua o la eliminación de orina y heces, que pueden provocar desconcierto en el cuidador y llevarlo a extraer conclusiones equivocadas. Si te preguntas por qué tu perro murió con los ojos abiertos, te lo explicamos en este artículo de TodoPerros.

Qué significa cuando un perro muere con los ojos abiertos

Son muchos los cuidadores que se dan cuenta de que su perro ha muerto con los ojos abiertos. Es una cuestión que puede pasar desapercibida, sobre todo si tienen la tranquilidad de saber de qué ha fallecido, pero para los cuidadores que más se fijan o aquellos que buscan un motivo que explique la muerte de su ejemplar puede constituir un dato muy llamativo.

A este respecto, hay que saber que esta posición de los ojos es la normal, y no solo en los perros, pues lo mismo sucede en las personas y en otros animales, como los gatos. Es posible que la creencia de que se muere con los ojos cerrados tenga que ver con lo que aparece en las películas o nos encontramos en los tanatorios en los que se expone a la persona fallecida con los ojos cerrados. Pero no es la realidad.

Al contrario, lo habitual es ver que tu perro murió con los ojos abiertos y la lengua afuera, al menos en parte, así como tras orinar y/o defecar. La relajación que experimenta el cuerpo tras la muerte y la imposibilidad de realizar movimientos de control muscular en los últimos momentos de vida explica estos fenómenos y es un proceso fisiológico por el que van a pasar todos los perros, con independencia de la causa de la muerte.

Por lo tanto, descubrir a nuestro perro muerto con los ojos entreabiertos, la lengua asomando o manchado de orina o heces es común en estos casos. Sí nos podría dar cierta información sobre las causas de la muerte que hubiese sangre en algunas secreciones, espuma en la boca, vómito, una coloración de las mucosas llamativa, etc.

En cualquier caso, si nuestro perro fallece y no sabemos el motivo, la mejor opción es llevarlo al veterinario para que practique una necropsia, que es un examen externo e interno del cadáver. Permite la visualización directa de los órganos y la toma de muestras para analizar. Es la manera de obtener una información que puede ser relevante para determinar la causa del fallecimiento y, de ser necesario, adoptar medidas si en el hogar conviven otros perros o se quiere adoptar.

Por qué mi perro murió con los ojos abiertos - Qué significa cuando un perro muere con los ojos abiertos

¿Se pueden cerrar los ojos de un perro fallecido?

Una vez explicado por qué los perros mueren con los ojos abiertos, la lengua fuera y los esfínteres relajados, es posible que algunos cuidadores quieran modificar este aspecto para que no sea este el último recuerdo de su perro.

Para ello, además de limpiar las zonas manchadas, pueden querer cerrarle los ojos, tal y como se hace con las personas. Hay que saber que esto es difícil porque, debido a la relajación que se produce justo tras la muerte, será necesario mantener presión sobre los párpados durante unos minutos para conseguir que permanezcan cerrados. No siempre se logra.

Por este motivo y para evitar manipulaciones desagradables o difíciles, puede ser más recomendable dejar al perro tal y como está, limitando la manipulación a la higiene y a la retirada de elementos que pudiera portar, como collares o arneses.

Cómo superar la muerte de mi perro

Hemos empezando el artículo resaltando la dureza que supone despedirse de un perro, con independencia de la causa de su muerte. Pero determinar la causa y tener la tranquilidad de que hemos hecho todo lo posible, que el fatal desenlace era inevitable, que podemos tomar medidas para que no nos vuelva a pasar en el futuro o que podemos proteger a otros perros con los que convivimos no es un detalle menor y proporciona cierto consuelo, indispensable para iniciar el duelo.

Por este motivo, es importante el objetivo de este artículo, es decir, saber por qué mi perro murió con la lengua afuera, los ojos abiertos o habiéndose hecho pis encima. Si comprendemos que es normal y fisiológico no entraremos en una espiral de hipótesis sobre posibles causas que, en realidad, como hemos explicado, no están aportando ninguna información sobre el motivo real del fallecimiento.

Una vez tengamos las respuestas, para lo que, como hemos dicho, hay que acudir al veterinario, podremos empezar a superar este triste periodo, pues todas las pérdidas suponen un duelo, un dolor, que cada quien atravesará echando mano de las herramientas de las que disponga.

Así, algunas personas necesitarán adoptar de inmediato otro perro, mientras que otras preferirán un tiempo de descanso. Habrá cuidadores que se decidan a guardar recuerdos, hagan algo con las cenizas del perro o preparen algún ritual de despedida. Otros no dejarán nada del animal fallecido en casa porque les resultará demasiado doloroso verlo. Todas las opciones son igualmente válidas y respetables.

Solo si el tiempo transcurre y el dolor no disminuye o incluso se agrava, afectando a todos los ámbitos de la vida e impidiendo recuperar el bienestar emocional, habrá que consultar con un especialista, pues podríamos estar ante un duelo patológico.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi perro murió con los ojos abiertos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Por qué mi perro murió con los ojos abiertos
1 de 2
Por qué mi perro murió con los ojos abiertos

Volver arriba