menu
Compartir

Cómo tomar la temperatura a un perro sin termómetro

 
Por María Besteiros. 12 febrero 2024
Cómo tomar la temperatura a un perro sin termómetro

El cuidado de la salud de los animales de compañía es una preocupación continua para todas aquellas personas que conviven con ellos. A este respecto, una atención temprana, tanto en casa como en el veterinario, favorece una recuperación más rápida, sencilla y, también, económica. Así, es importante que en el hogar dispongamos de un botiquín de primeros auxilios específico para nuestro perro con materiales básicos, como desinfectantes, gasas o un termómetro.

Es básico saber identificar cuándo un perro está enfermo para poder actuar y acudir al veterinario a tiempo. En este sentido, la fiebre es uno de los signos clínicos que nos pueden alertar. Pero, si no disponemos de botiquín, ¿cómo tomar la temperatura a un perro sin termómetro? Hablamos de ello en este artículo de TodoPerros.

¿Se puede tomar la temperatura a un perro sin termómetro?

Por mucho que se insista en difundir distintas opciones para determinar la temperatura de un perro, lo cierto es que la única manera de conocer la temperatura corporal es utilizar un termómetro. La temperatura de los perros se toma en el ano y sirve un termómetro como los que nos ponemos las personas.

Como decíamos al principio, conviene disponer de un botiquín solo para nuestro perro, con un termómetro para su uso exclusivo. Hay que introducir su punta en el ano con cuidado, para no lastimarlo, mejor con el animal de pie y sujetándole la cola en alto. Puede necesitarse la ayuda de otra persona y, para facilitar la introducción, es posible untar la punta del termómetro con vaselina o aceite. Pasado el tiempo necesario, sacaremos el termómetro y comprobaremos la temperatura. Antes de guardarlo, lo desinfectaremos bien.

Hay que saber, en este punto, que la temperatura corporal de un perro normal es más alta que la humana, encontrándose entre unos 37,8-39,2 ºC. Por lo tanto, un perro no tendrá fiebre si no supera esos 39,2 ºC. Insistimos en que la medición de la temperatura corporal solo puede hacerse poniéndole el termómetro al perro. Por eso, todo cuidador debería tener uno en casa.

Si no se dispone de termómetro o, aun teniéndolo, no se es capaz de ponerlo (no siempre es fácil, sobre todo para una sola persona) y se sospecha que el animal puede tener fiebre, no quedará más remedio que contactar con el veterinario.

En conclusión, si te preguntas cómo saber si un perro tiene fiebre sin termómetro, lo cierto es que no es posible, aunque sí puedes sospechar fiebre ante algunos signos clínicos como los que veremos en el siguiente apartado.

Cómo tomar la temperatura a un perro sin termómetro - ¿Se puede tomar la temperatura a un perro sin termómetro?

Cómo saber si un perro tiene fiebre sin termómetro

Lo primero que tenemos que señalar en este apartado es que ni las orejas ni la nariz nos proporcionan información fiable sobre la temperatura corporal del perro. Se dice que el interior del pabellón auditivo caliente o una trufa seca y caliente indican que el perro tiene fiebre pero, como decimos, no son formas de cómo medir la temperatura a un perro.

Y es cierto que un perro con fiebre puede sentirse más caliente al tacto y tener la nariz seca, pero este aumento de la temperatura también se puede constatar en otras situaciones para nada patológicas, por ejemplo, cuando hace calor y el perro ha estado expuesto al sol.

Por eso decimos que no son signos fiables de fiebre. Pero, si el perro está caliente, con el hocico seco, tirado sin realizar su actividad habitual, sin comer, etc., sí podemos sospechar que está enfermo y, probablemente, con una temperatura más elevada de lo normal.

La fiebre es la respuesta fisiológica del organismo para enfrentarse a determinados patógenos e intentar frenar su proliferación mientras actúa el sistema inmune. Pero no todas las enfermedades cursan con fiebre. Por este motivo, ante cualquier anomalía detectada en nuestro perro es mejor que consultemos con el veterinario. Aún midiendo la temperatura con termómetro y no teniendo fiebre, podría estar enfermo. La consulta con el profesional permite determinar si sus signos clínicos son preocupantes o no.

En conclusión, si te preguntas cómo tomarle la temperatura a un perro sin termómetro, obsérvalo para detectar cambios, aunque sean pequeños, respecto a su actividad habitual. Un perro con fiebre es probable que también muestre signos clínicos como:

  • Apatía.
  • Anorexia.
  • Decaimiento.
  • Somnolencia.
  • Malestar general.
  • Sintomatología, de mayor o menor gravedad, en función de la enfermedad desencadenante, como vómitos, dolor, diarrea, etc.

No dudes en consultar el siguiente artículo sobre "Mi perro tose y vomita saliva: qué hacer y cómo solucionarlo".

Qué hacer si sospecho que mi perro tiene fiebre

Como hemos ido comentando, la fiebre y los signos clínicos que la pueden acompañar (decaimiento, anorexia, etc.) nos indican que el perro está enfermo, pero no nos dicen qué es lo que tiene, pues la fiebre es lo que se llama un signo clínico inespecífico. Esto quiere decir que aparece en muy distintas patologías. Será trabajo del veterinario llegar a un diagnóstico, determinar el origen de la fiebre e iniciar el tratamiento más adecuado.

Si convivimos con un perro sano y adulto y un día lo vemos algo decaído, con una temperatura unas décimas por encima de lo normal y sin más sintomatología, podemos esperar, pues es posible que se trate de una afección menor que se resuelva espontáneamente.

Pero, si nuestro perro es cachorro, muy mayor, está debilitado por algún motivo o el veterinario ya le ha diagnosticado alguna patología, es obligatorio que, ante la sospecha de fiebre (aunque no la hayamos podido constatar con la medición del termómetro), contactemos con el veterinario. También debemos llamar a este profesional si, con independencia de la fiebre, existe una sintomatología clara, como deshidratación, vómitos, diarrea, malestar general, dolor, secreción nasal, etc.

Como hemos dicho, la fiebre es una respuesta fisiológica del organismo para defenderse. Por eso lo importante es determinar la causa que la ha desencadenado y no solo eliminarla. A este respecto, cabe señalar que nunca, en ninguna circunstancia, debemos darle medicación a nuestro perro para bajarle la fiebre, si no nos la ha recetado específicamente el veterinario. Muchos fármacos de uso común para las personas pueden resultar fatales para los perros. En conclusión, si sospechas que tu perro tiene fiebre, acude al veterinario.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tomar la temperatura a un perro sin termómetro, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Bibliografía
  • Carlson y Giffin (2002): Manual práctico de veterinaria canina. Madrid: Editorial el Drac.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Cómo tomar la temperatura a un perro sin termómetro
1 de 2
Cómo tomar la temperatura a un perro sin termómetro

Volver arriba