Problemas y trastornos

Mi perro tiene un bulto en el lomo: causas y qué hacer

 
María Besteiros
Por María Besteiros. Actualizado: 17 enero 2024
Mi perro tiene un bulto en el lomo: causas y qué hacer

Siempre es recomendable revisar a nuestro perro con regularidad y acostumbrarlo, desde el primer momento, a nuestra manipulación, a limpiarle las orejas, los ojos o la boca, cortarle las uñas si lo necesita, bañarlo, cepillarlo, etc. En esta rutina de higiene podemos aprovechar para acariciar todas las partes del cuerpo en busca de cualquier anomalía, como parásitos, lesiones o bultos.

La aparición de un bulto puede causar mucha preocupación entre los cuidadores. Aunque, en numerosas ocasiones, no va a revestir gravedad, siempre hay que consultar con el veterinario. Si tu perro tiene un bulto en el lomo, te explicamos las causas y qué hacer en este artículo de TodoPerros.

Índice
  1. Bulto en el punto de inyección
  2. Absceso
  3. Quiste de grasa
  4. Lipoma
  5. Verruga
  6. Picadura
  7. Hematoma
  8. Tumor

Bulto en el punto de inyección

Cuando detectamos un bulto en el lomo de nuestro perro, además de fijarnos en sus características para informar al veterinario, es bueno que repasemos las circunstancias de su aparición, pues pueden darnos una pista sobre su naturaleza.

Es relativamente común el bulto en el lomo de un perro por inyección. Si a nuestro perro le han puesto alguna vacuna o ha seguido un tratamiento inyectable subcutáneo en los días previos, es posible que el bulto se deba, precisamente, a ese pinchazo, sobre todo si su localización coincide con el lugar donde ha recibido dichas inyecciones.

En ocasiones, el líquido que se ha inyectado no se difunde bien, sino que forma una bolita, que, además, puede desencadenar una reacción inflamatoria a su alrededor e incluso, en algunos casos, una infección. Este tipo de bultos suelen desaparecer solos en unas semanas. Podemos ayudar a que bajen aplicando calor y masajeando la zona.

Pero, si al perro le molesta, no acaba de remitir o empeora, debemos consultar con el veterinario. Puede ser necesario tratar con antibióticos, antiinflamatorios y desinfección local.

Absceso

Otra de las causas por las que tu perro tiene un bulto en la espalda puede ser un absceso. Los abscesos son acumulaciones de pus bajo la piel. A su alrededor, se produce una reacción inflamatoria. A veces, se abren y los fluidos salen al exterior.

Es habitual que se deban a heridas que se infectan, aunque por fuera parezca que están curadas, o a cuerpos extraños que se clavan y se quedan bajo la piel, como las espigas. También es bastante frecuente que aparezcan tras alguna pelea con otro perro, pues es típico que los mordiscos, por la cantidad de bacterias presentes en la boca, provoquen infecciones internas.

Los abscesos, como infecciones que son, van a necesitar tratamiento veterinario, que suele consistir en la administración de antibióticos, antiinflamatorios y desinfectantes tópicos. Además, a veces, hace falta drenarlos, es decir, abrirlos para que el líquido que contienen salga al exterior.

Mi perro tiene un bulto en el lomo: causas y qué hacer - Absceso

Quiste de grasa

Uno o más bultos en el lomo de tu perro pueden deberse a quistes de grasa. En la piel hay glándulas sebáceas encargadas de la producción de sebo para lubricar el pelo. En ocasiones, este material se acumula, formando un quiste de esta sustancia grasa. Estos quistes suelen ser móviles y de consistencia firme.

Son benignos, pero es el veterinario quien tiene que confirmar el diagnóstico, ya que, como vemos en este artículo, son muchas las causas que pueden estar detrás de los bultos.

Si se confirma que se trata de uno de estos quistes, normalmente no se necesita ningún tratamiento, ya que no ocasionan ningún problema al perro, salvo que se infecten. En ocasiones, si el veterinario así lo recomienda, se pueden reducir aplicando calor durante unos minutos varias veces al día.

De esta forma, se ablandan y, si se presionan, pueden eliminar sebo. Después conviene desinfectar la zona. Los casos de infección requieren tratamiento antibiótico e incluso la extracción.

Mi perro tiene un bulto en el lomo: causas y qué hacer - Quiste de grasa

Lipoma

Otra de las causas que explica por qué mi perro tiene un bulto en el lomo son los lipomas. Dichos lipomas son tumores benignos de tejido graso relativamente habituales, sobre todo en los perros de más edad. Suelen crecer mucho, motivo por el que, aunque no sean malignos, pueden extirparse, ya que acaban rozándose, abriéndose o, en general, molestando al perro.

Si tu perro tiene un bulto en el lomo que se mueve, es decir, que lo puedes sujetar fácil entre los dedos y desplazarlo, sin que esté pegado a la carne, y es grande, es probable que se trate de un lipoma. Suelen ser redondeados y algo blandos y de ahí que puedas decir "mi perro tiene un bulto en el lomo que se mueve".

En cualquier caso, el veterinario tendrá que tomar una muestra para examinarla y confirmar el diagnóstico. Puede extraer con una aguja contenido del bulto y revisarlo al microscopio o, directamente, retirar el bulto o una parte para biopsia en un laboratorio.

Si no le causa ninguna molestia al perro, no necesitará tratamiento. En caso contrario, el veterinario extraerá el bulto en el lomo del perro. Es una intervención sencilla, pero que requiere anestesia general. Es mejor hacerlo pronto para que el bulto no sea demasiado grande y la incisión pueda ser lo más pequeña posible.

Verruga

Hemos dicho que cuando un perro tiene un bulto en la espalda o lomo debemos examinarlo bien para fijarnos en sus características. Si el bulto que detectamos se observa como una coliflor, es decir, no tiene una superficie lisa, sino rugosa, es posible que se trate de una verruga. Al igual que los lipomas, son benignas, pero pueden romperse y sangrar, engancharse, etc.

Como siempre, el veterinario tendrá que confirmar el diagnóstico. Las verrugas, al ser benignas, no requieren ningún tratamiento. Si este tipo de bulto en la espalda del perro sangra o se enreda en el pelo, habrá que hacer una cura, recortando el pelo a su alrededor y limpiando con algún desinfectante. Las verrugas más grandes o las que ocasionen algún problema al perro pueden ser extirpadas por el veterinario. Algunas acaban por caerse solas.

Picadura

Si de repente descubrimos que a nuestro perro le salió un bulto en el lomo o la espalda, puede deberse a una picadura de algún insecto o parásito, como un mosquito, una araña, una abeja o una garrapata, sobre todo si estamos en una zona donde abundan y en épocas más cálidas.

En general, las picaduras pueden dejar un pequeño bulto que desaparece solo sin causar ninguna molestia al perro. Otras sí provocan cierta reacción, que incluye inflamación, enrojecimiento, picor, etc. En estos casos, conviene que las lavemos con agua y jabón y apliquemos frío para disminuir las molestias.

Si estos bultos en el lomo del perro empeoran o no acaban de mejorar, tendremos que acudir al veterinario. Por supuesto, también es obligada la visita si nuestro perro tiene alguna alergia a estos insectos o sospechamos que la picadura puede ser de un animal venenoso.

Mi perro tiene un bulto en el lomo: causas y qué hacer - Picadura

Hematoma

Los hematomas son acumulaciones de sangre que se quedan por debajo de la piel. Si nuestro perro ha recibido un golpe o se ha caído, es posible que un bulto en su lomo sea la consecuencia. Como otros bultos de la espalda o lomo del perro de los que hemos hablado, lo habitual es que desaparezcan por sí solos en un tiempo, pero, si el perro está molesto, no acaba de curar, empeora, etc., es posible que necesite tratamiento veterinario. También si el hematoma es consecuencia de un accidente de gravedad que puede haber provocado otras lesiones.

Eso sí, si detectamos más de un hematoma o algún otro signo clínico preocupante, debemos acudir al veterinario, pues podría deberse, por ejemplo, a algún trastorno de la coagulación.

Tumor

Probablemente, la opción más temida de las que hemos visto es que el bulto en el lomo se trate de un tumor, pues puede ser maligno. Como siempre, será el veterinario quien diagnostique, tomando una muestra del bulto para saber de qué se trata exactamente, ya que, de ser un tumor, hay varios tipos.

El pronóstico va a depender, precisamente, del "nombre" del tumor, su estadio, las condiciones de las que parte el perro, el momento de inicio del tratamiento, etc. Con todos estos datos, el veterinario escogerá la opción más adecuada, que suele ser la extirpación del bulto.

El cáncer se asocia más a los ejemplares de edad avanzada, sin importar si son machos o hembras. Hay que anotar que, aunque las perras se suelen asociar a los tumores de mama, también es posible que una perra tenga un bulto en el lomo. En cualquier caso, nada más detectemos un bulto, sin importar la parte del cuerpo en la que se localice, debemos preocuparnos por averiguar de qué se trata y, si es un tumor, empezar lo antes posible el tratamiento.

Mi perro tiene un bulto en el lomo: causas y qué hacer - Tumor

Este artículo es meramente informativo, en TodoPerros.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro tiene un bulto en el lomo: causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas y trastornos.

Bibliografía
  • Carlson y Giffin. (2002). Manual práctico de veterinaria canina. Madrid: Editorial el Drac.
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 5
Mi perro tiene un bulto en el lomo: causas y qué hacer