menu
Compartir

Por qué aúllan los perros cuando alguien muere

 
Por Eduarda Piamore. 7 febrero 2024
Por qué aúllan los perros cuando alguien muere

En varios países, nos encontramos con una muy extendida creencia popular de que los perros aúllan cuando alguien muere o está por morirse. Esta última posibilidad es la que más instiga porque supone que, de alguna manera, los perros presienten la muerte de las personas y, de hecho, hay quienes están convencidos de la existencia de un sexto sentido canino. Pero, ¿qué tiene para decirnos la ciencia sobre por qué aúllan los perros cuando alguien muere y sobre si son o no capaces de predecir la muerte? ¡Sigue leyendo este artículo de Todo Perros y descúbrelo!

También te puede interesar: Por qué mi perro tiene una oreja caída

¿Los perros presienten la muerte?

Aún no existe una respuesta definitiva para esta pregunta porque eso supondría un conocimiento extremadamente profundo sobre la inteligencia de los perros, sus emociones y su forma de entender y “procesar” el mundo que los rodea. Lamentablemente, la ciencia que estudia todos estos factores relacionados con el organismo, la naturaleza y el comportamiento de los perros aún es demasiado joven para poder alcanzar semejante sabiduría.

Pero, si nos animamos a hacer nuestras propias conjeturas, antes de nada, conviene que entendamos qué significa presentir para, en seguida, buscar evidencias de si los perros pueden presentir la muerte de las personas o no. La Real Academia Española nos ofrece las siguientes dos principales definiciones:

  • “Intuir o tener la impresión de que algo va a suceder.”
  • “Adivinar algo antes que suceda, por algunos indicios o señales que lo preceden.”

Vemos que la habilidad de presentir no requiere necesariamente de un sexto sentido ni de poderes sobrenaturales, sino de una capacidad para detectar señales o indicios de que algo va a suceder con cierta antelación. Lógicamente, asociar dichos signos a la inminente ocurrencia de determinado fenómeno o evento (por ejemplo, la muerte de un individuo) requiere, a su vez, de una inteligencia adquirida.

Es decir, que para que el perro presienta la muerte de alguien mediante la detección de ciertas señales, es necesario que sea capaz de asimilar dichas señales o estímulos que percibe en su entorno con la inminente muerte de un individuo. Caso contrario, podrían tratarse de reacciones aisladas o una mera casualidad.

En este punto, podemos valernos de evidencias científicas que demuestran que varias especies son capaces de percibir el llamado “olor de la muerte”. Cabe aclarar que este término no se refiere directamente al olor que desprende un cadáver en descomposición, el cual es perceptible incluso para el olfato no tan desarrollado de los humanos.

En realidad, ese “olor de la muerte” se genera a causa de un tipo de feromonas muy específicas, conocidas como necromonas, que solo se liberan cuando el cuerpo se prepara para perecer. Es decir, que actúan como una señal química de la inminente muerte de los individuos.

Por qué se dice que los perros huelen la muerte

Las necromonas, como la cadaverina y la putrescina, son una mezcla de ácidos derivados de la descomposición bacteriana de los triglicéridos. Estudios sugieren que los ácidos grasos de cadena larga, como el ácido oleico y el ácido linoleico, desencadenan respuestas necroforéticas, especialmente notables en insectos como hormigas y cucarachas que viven en comunidades compactas.

La detección de necromonas desencadena reacciones adaptativas en la comunidad y en el individuo próximo a la muerte. Esto puede llevar al individuo a alejarse de sus congéneres para evitar comprometer la salud y el equilibrio de la comunidad. Se han observado patrones de comportamiento similares en perros, animales gregarios con estructuras sociales similares a las de insectos sociales.

Y teniendo en cuenta, además, que los perros son capaces de establecer vínculos emocionales no solo con sus congéneres, sino también con otras especies (incluso – o principalmente - con los humanos), no es ningún desvarío pensar que los perros presienten la muerte de una persona, de otro perro o incluso de otro animal mediante la detección de ese “olor de la muerte”.

Otra evidencia a favor de la creencia popular de que los perros pueden predicen la muerte está relacionada con su poderoso olfato. Porque sabemos que los perros son capaces de percibir una amplia variedad de feromonas liberadas por sus congéneres, las cuales disparan diferentes reacciones en su organismo y condicionan, en buena medida, sus emociones y su estado de ánimo.

Por ejemplo, un perro que percibe las feromonas que una perra en celo libera para indicar su receptividad al apareamiento, inmediatamente reaccionará de la manera más propicia a poder encontrarse con esta hembra (por ejemplo, escaparse de su hogar).

Además, se sabe que el olfato en los perros también actúa como un mediador en el reconocimiento de los individuos con los cuales comparte un vínculo emocional y en su capacidad de recordarlos con mayor intensidad y durante un periodo más largo de tiempo.

Entonces, la supuesta capacidad de los perros de predecir la muerte no sería el resultado de un sexto sentido, sino de su principal y más desarrollado sentido, que es el olfato. Y es lógico que la detección de la inminente muerte de un individuo que es parte del núcleo social del perro tendrá un impacto mucho más profundo y duradero en su estado de ánimo y su comportamiento.

Vamos a ver más para entender por qué aúllan los perros cuando alguien muere.

Por qué aúllan los perros cuando alguien muere - Por qué se dice que los perros huelen la muerte

Por qué aúllan los perros cuando alguien va a morir

Suponiendo que los perros pueden presentir la muerte de alguien, principalmente cuando se trata de un miembro de su grupo social, nos queda entender por qué recurrían a los aullidos para “notificar” esa percepción de la muerte. ¿Cuándo un perro aúlla muere alguien? No necesariamente. Aquí tampoco nos vamos a encontrar con una respuesta segura y universal, pero el primer paso para alcanzar una explicación razonable es entender por qué aúllan los perros.

El pequeño "detalle" es que este sonido puede tener diferentes significados dependiendo del contexto en que el perro se encuentra. El principal motor y más primitivo motor de los aullidos puede ser observado incluso en los lobos, y obedece a la necesidad de comunicarse a largas distancias con su manada, ya sea para encontrarla o para transmitir un mensaje específico (por ejemplo, la presencia de un depredador u otro peligro inminente).

No obstante, sabemos que los aullidos también son una importante vía de expresión para las emociones perrunas. Un perro aúlla no solo cuando siente un dolor físico, que puede ser consecuencia de una enfermedad o un traumatismo, sino que también cuando se encuentra bajo el efecto de un sufrimiento emocional.

Por ejemplo, los perros que sufren de ansiedad por separación suelen recurrir mucho a los aullidos cuando quedan solos en casa y tienen serias dificultades para gestionar sus emociones y su comportamiento en este contexto de soledad.

Entonces, parece bastante razonable suponer que uno de los motivos porque aúllan los perros cuando alguien va a morir es porque son capaces de detectar la señal química que indica la inminente muerte de ese individuo, y esto le produce emociones negativas, como miedo o tristeza. También es posible que el perro, al detectar el “olor de la muerte” asociado a las necromonas, trate de alertar a los demás miembros de su grupo social respecto de este acontecimiento, ya sea para prepararlos para lo que se viene o sencillamente para “compartirles” su sufrimiento.

Por qué aúllan los perros cuando alguien muere - Por qué aúllan los perros cuando alguien va a morir

Por qué aúllan los perros cuando alguien ha muerto

Lo más probable es que el perro, al darse cuenta de que alguien ha muerto, se vea afectado por emociones negativas. En estas situaciones, el perro aullará por distintas causas que, aunque son similares que las anteriores, también pueden ser por:

Aliviar malestar

Entonces, los aullidos pueden manifestarse tanto como una “válvula de escape” al malestar producido por este sufrimiento emocional, como en consecuencia de la necesidad de informar a sus congéneres o a los demás integrantes de su grupo social sobre este evento que puede impactar en su entorno y su rutina.

Además, como vimos, la muerte de una persona o un animal que formaban parte del núcleo familiar del perro suele tener un impacto particularmente negativo en su equilibrio emocional, pudiendo conllevar al desarrollo de síntomas de depresión o incluso de problemas de conducta relacionados con el incremento del estrés.

En ambos casos, es fundamental que sus tutores se involucren, siempre respetando el espacio y los tiempos del perro, para ayudarlo a transitar este duelo de la mejor manera posible. Por ejemplo:

  • Invitándolo a pasear y a jugar.
  • Mimándolo con muchas caricias y palabras de aliento.
  • Sorprendiéndolo con una exquisita comida casera o un juguete nuevo.

Así mismo, algunos perros pueden necesitar de un tratamiento más específico para superar este momento tan delicado de su vida. Entonces, si te das cuenta de que tu perro está muy triste y decaído, si se rehúsa a comer o no quiere levantarse, lo más recomendable será llevarlo al veterinario para constatar su estado de salud, porque es cierto que un sufrimiento emocional muy profundo puede llegar a afectar el sistema inmune de los perros, dejándolos vulnerables a una serie de enfermedades.

Además, puede ser muy beneficioso consultar a un experto en etología canina para tratar de comprender mejor el comportamiento de tu perro en esa etapa de duelo y saber cómo ayudarlo siguiendo pautas específicamente diseñadas en función de sus necesidades y características.

Molestia por las ambulancias

No obstante, hay otra razón más sencilla por la que aúllan los perros cuando alguien muere o se va morir, y se relaciona con el hecho de que, cuando ocurre un accidente o cuando una persona necesita recibir atención medica urgente, casi siempre hay ambulancias involucradas.

Y es ampliamente sabido que los perros suelen aullar cuando escuchan sirenas, pero no lo hacen porque saben que provienen de una ambulancia o una patrulla de la policía, sino porque se trata de un ruido extremadamente agudo que resulta bastante incómodo para su poderosa audición.

Para que tengas una idea, los perros son capaces de percibir sonidos de hasta 60.000 Hz, mientras que la audición humana sólo puede escuchar sonidos de hasta los 20.000 Hz. Ahora, si el ruido de las sirenas puede aturdirnos o incluso provocar dolor de cabeza, imagínate cómo se sienten los perros al oírlo. En este contexto, los aullidos pueden manifestarse como una respuesta automática de su organismo a la molestia o incluso al miedo que ese estimulo auditivo muy intenso y repentino puede producirles.

Finalmente, también existe una teoría que sugiere que algunos perros aúllan cuando pasan ambulancias porque el sonido de la sirena les resulta similar a los aullidos de sus congéneres, por lo que tienden a responder para establecer una comunicación.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué aúllan los perros cuando alguien muere, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comportamiento.

Bibliografía
  • Anderson, J.R. "Responses to death and dying: primates and other mammals". Primates 61, 1–7 (2020). https://doi.org/10.1007/s10329-019-00786-1
  • Pinel JPJ, Gorzalka BB, Ladak F. (1981). “Cadaverine and putrescine initiate the burial of dead conspecifics by rats”. Physiol Behav 27:819–824
  • Yao M, Rosenfeld J, Attridge S, Sidhu S, Aksenov V, Rollo CD. (2009). "The Ancient Chemistry of Avoiding Risks of Predation and Disease". Evolutionary Biology. 36 (3): 267–281. doi:10.1007/s11692-009-9069-4. ISSN 0071-3260. S2CID 29901266.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Por qué aúllan los perros cuando alguien muere
1 de 3
Por qué aúllan los perros cuando alguien muere

Volver arriba