menu
Compartir

Argos: el perro de Ulises

 
Por Equipo editorial de TodoPerros. Actualizado: 22 enero 2024
Argos: el perro de Ulises
Imagen: Wikipedia

En la mitología griega y romana, los perros representaban un papel de lealtad y fidelidad que ha perdurado a lo largo de los años. Dichos perros emergen como intrincados hilos que tejen historias de lealtad, valentía y compañía. Entre las muchas narrativas que destacan la importancia canina, la epopeya de Homero, la 'Odisea', destaca la figura de Argos, el fiel perro de Ulises.

Al explorar la mitología de estas antiguas culturas, descubrimos que los canes no solo eran simples acompañantes, sino que encarnaban virtudes y desempeñaban roles significativos en las epopeyas de héroes y dioses. Por ello, en este artículo de TodoPerros vamos a sumergirnos en el fascinante mundo de los perros en la mitología griega y romana, explorando cómo estas criaturas se convirtieron en testigos silenciosos de épicas aventuras y ejemplos vivos de la lealtad inquebrantable que perdura a través de los siglos. Vamos a ver el ejemplo concreto de Argos, el perro de Ulises u Odiseo.

También te puede interesar: ¿Hablar a los perros como a bebés es bueno?

¿Quién fue el perro Argos?

Argos fue un perro destacado en la mitología griega y especialmente conocido por su aparición en la epopeya de Homero, "La Odisea". Aunque puede que haya gente que simplemente identifique a Argos como un perro, su historia es un conmovedor testimonio de lealtad y paciencia.

Argos era el perro de Ulises. La obra maestra de Homero, “La Odisea“, se centra principalmente en el héroe mitológico Ulises (conocido como Odiseo, en griego), rey de Ítaca y esposo de Penélope, quien deja su patria para participar de la guerra de Troya, que dura 10 años, y otros diez años transcurren desde el fin de la guerra hasta su llegada a Ítaca.

Durante la ausencia de Ulises, la isla de Ítaca, donde vivía el héroe, cayó en la ruina y desatención. A pesar de las adversidades, Argos mantuvo su lealtad y esperó pacientemente durante veinte años el regreso de Ulises. Esta espera, llena de dificultades, es un elemento trágico y conmovedor de la historia de Argos.

Finalmente, cuando Ulises regresó disfrazado de mendigo a Ítaca, solo Argos lo reconoció. Aunque débil y anciano por la espera y el abandono, Argos pudo morir en paz al ver a su amo nuevamente. Su muerte simboliza la culminación de su fidelidad y señala un momento emotivo en la "Odisea".

La historia de Argos destaca la importancia de los perros como compañeros leales en la mitología griega. Argos no solo sirve como un símbolo de la lealtad canina, sino que también refleja la conexión profunda entre los héroes mitológicos y sus fieles compañeros. La tristeza de su espera y la alegría de su breve encuentro con Ulises añaden capas emocionales a la narrativa, haciendo de Argos un personaje inolvidable en la rica tradición mitológica griega.

¿Cuál es la raza de Argos el perro de Ulises?

La epopeya de Homero, la "Odisea", no especifica la raza de Argos, el perro de Ulises, pero hay quienes creen que era un saluki. En la narrativa, Argos es descrito simplemente como un perro, y no se proporcionan detalles específicos sobre su raza o características físicas distintivas. La historia se centra más en la lealtad y la tristeza del perro, así como en su reconocimiento final de Ulises después de tanto tiempo.

En la mitología griega, no se daba tanta importancia a las razas específicas de perros como en las clasificaciones modernas. Los perros eran valorados principalmente por sus habilidades prácticas, como la caza y la protección, y no tanto por su pertenencia a una raza en particular.

Significado de Argos, el perro de Ulises

Si nos centramos en el significado y el origen etimológico de Argos nos damos cuenta de que, en griego, puede derivarse de la palabra "argos" (ἀργός), que significa "brillante" o "fulgurante". Esta interpretación se alinea con la característica destacada de Argos en la "Odisea", donde, a pesar de su estado débil y anciano, sus ojos aún brillaban al reconocer a Ulises.

Por otro lado, otra interpretación del nombre Argos está vinculada a la ciudad griega de Argos. En la mitología griega, Argos era un antiguo reino y una ciudad importante con una rica tradición mitológica. Es posible que el nombre del perro esté relacionado con esta ciudad, aunque en la "Odisea" no se establece una conexión explícita.

Si deseas leer más artículos parecidos a Argos: el perro de Ulises, te recomendamos que entres en nuestra sección de Datos curiosos.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Argos: el perro de Ulises
Imagen: Wikipedia
Argos: el perro de Ulises

Volver arriba