Rhodesian Ridgeback, perro africano

Rhodesian Ridgeback, la historia del Perro-León

El Rhodesian Ridgeback tiene una larga historia: hallazgos arqueológicos en Egipto y algunas pinturas muestran unos perros de pelaje rojizo con rabo largo y con una cresta o ridge en el lomo. Se cree que estos perros provenían de la zona del “Cuerno de África”, que comprende las actuales Somalia, Etiopía y Eritrea.

Se cree que de esa región también es originaria una tribu de piel no muy oscura, que se llamaban a sí mismos Khoi khoi (“hombres de hombres”), quienes emigraron hacia el sur, a la zona de los grandes lagos, lo que actualmente es Uganda y Kenia.

Esta era una tribu de pastores, y se desplaza con su ganado (cabras y posiblemente ovejas) y sus perros crestados. Estos últimos servían de ayuda a los Khoi khoi en la caza de animales salvajes, en especial del león: los perros acosaban e inmovilizaban a la fiera, hasta que llegaban los cazadores con sus armas para darle muerte.

Tiempo después son desplazados por otras tribus y continúan hacia el sur, hasta establecerse en la actual Sudáfrica.

Rhodesian Ridgeback

tipos de ridge

Evidencia arqueológica sugiere que llegan a la zona del cabo de Buena Esperanza por el año 500 de nuestra era, es decir, unos 1.000 años antes de la llegada del portugués Bartolomé Dias, el primer europeo en visitar estas costas.

Esta región ya estaba habitada por los “bushmen”, tribu de contextura pequeña, principalmente cazadores y recolectores, con quienes mantuvieron enfrentamientos frecuentes.

En 1497 el portugués Vasco da Gama llega a lo que después sería conocido como el cabo de Buena Esperanza. Según su “Diario da Viagem”, la zona estaba habitada por gente con muchos perros “… similares a los que hay en Portugal, y ladran igual que aquellos”.

En Abril de 1652, el holandés Jan Van Riebeeck desembarca con la intención de establecer una asentamiento permanente, como base de aprovisionamiento para los barcos que navegaban entre Europa y Oriente. Es aquí cuando comienza el acercamiento de los Khoi khoi con los colonos europeos, quienes los llaman despectivamente “Hottentots”, palabra que era usada en esa época para describir a los tartamudos. Esto se debe a que más del 50% de las palabras del idioma de los Khoi khoi comenzaban con un sonoro “clic”, similar al idioma actual de la tribu sudafricana Xhosa.

A los primeros colonos holandeses pronto siguieron inmigrantes alemanes, belgas y franceses, quienes llegaban a la región con sus perros: galgos, bulldogs, mastiffs y algunas otras razas. El cruce entre estos perros llegados de Europa y los de los Khoi khoi sentaron las bases para el actual Rhodesian Ridgeback.

No fue hasta 1870 que los primeros ejemplares llegaron a Rhodesia, llevados por el reverendo Charles Heim, quien fue enviado a la misión de Hope Fountain, en Matabeleland (actual Zimbabwe occidental), y llevó consigo 2 perros crestados.

Allí conoció a Cornelis van Rooyen, un joven aficionado cazador, quien llevó a estos perros en sus cacerías. Tan impresionado quedó van Royeen de la valentía y resistencia de estos animales, que no dudó en cruzarlos con sus propios perros de caza. A partir de entonces fueron conocidos como “van Rooyen dogs” (perros de van Rooyen), hasta cerca de 1910, en que se comenzó a conocerles como “Ridgeback”.

ridge o cresta

Ridge o Cresta

En 1915, Francis Richard Barnes, un inglés residente en la cercana Bulawayo, le compró uno de estos perros a un granjero llamado Graham Stacy, quien a su vez los había adquirido de van Royeen. Barnes quedó muy satisfecho con la calidad de estos perros, y decidió dedicarse a criarlos con el nombre de Eksdale Kennel.

Ya en 1925, Barnes pensó que era tiempo de formalizar la cría de estos perros, por lo que convocó a una reunión de criadores de Ridgeback para establecer un standard. La convocatoria fue un éxito, y algo más de una veintena de personas concurrieron con sus perros.

Tan disímiles eran los ejemplares allí reunidos, que se debieron tomar en cuenta distintos perros: la altura de uno, la cabeza de otro, etc. para así llegar a establecer el primer standard del Ridgeback, que sigue en muchos aspectos al estandard del Dálmata, y que ha llegado casi sin modificaciones hasta nuestros días.

Por esa misma época decidieron que era necesario crear un club que velara por el desarrollo de la raza, y así nació en la ciudad de Bulawayo el Rhodesian Ridgeback Club. Con el Club ya formado, ahora sí podían seguir con el principal objetivo de la mayoría de los criadores: que el Ridgeback fuese reconocido como raza. Es así como en 1926 el Rhodesian Ridgeback es reconocido por la South African Kennel Union (actualmente Kennel Union of Southern Africa).

Entre los años 1930 y 1940, el Rhodesian Ridgeback se popularizó en todo el sur de Africa, en especial gracias al auge de la caza de grandes felinos y animales de gran porte.

En 1914 había llegado el primer ejemplar a Inglaterra, y fue presentado como un perro exótico en una exhibición de ese año. Hacia el fin de la Segunda Guerra Mundial, los primeros ejemplares fueron exportados a Estados Unidos y Canadá.

En 1948 se fundó en Rhodesian Ridgeback Club of America, pero recién fue reconocido en 1955 por el American Kennel Club.

En 1952 se funda el club de la raza en Gran Bretaña, en 1976 en Alemania, en 1986 en Irlanda, en 1988 en Finlandia, en 1989 en Francia y en 1994 en Bélgica.

Según cifras del American Kennel Club, de los 1.175.473 perros de raza registrados en el año 2000 en Estados Unidos, sólo 2334 fueron Rhodesian Ridgebacks, lo cual ubica a la raza en el puesto número 57 de popularidad en ese país.

 

Bibliografía

  • Rhodesian Ridgeback International Foundation
  • “The Cape Herders: A History of Khoi khoi in Southern Africa”, de Emilie Boonzaier – 1996
  • South Africa History of Man
  • African Myths and Legends: the Hottentots
  • Modern History SourceBook: Vasco da Gama – Round Africa to India – 1497 / 1498
  • The South African Expat’s: South African History
Redaccion-Todoperros.com

Redacción - TodoPerros.com

Artículo redactado a partir de información e investigación realizada por la redacción de TodoPerros.com
Redaccion-Todoperros.com