Vacunación

Recomendaciones después de vacunar a un perro

 
Alba Navas
Por Alba Navas. 14 mayo 2024
Recomendaciones después de vacunar a un perro

La vacunación de un perro forma parte de la medicina preventiva, la cual se basa en mantener la salud de la familia, tratando de prevenir las enfermedades o impedir que las enfermedades que ya están instauradas avancen. El sistema inmune es la defensa natural del organismo frente a las infecciones. La función principal de las vacunas es estimular este sistema como si fuera una enfermedad real, pero sin la capacidad de causar daños en el cuerpo del can. Es necesario que pasen unos 15 días tras la vacunación para que el organismo de tu perro cree anticuerpos frente a los antígenos vacunales. Para estimular el sistema inmune es preciso que se administren unas dos o tres dosis de vacuna para que el organismo esté completamente cubierto. Las pautas vacunales son muy variadas y tienen que ser recomendadas por un veterinario, dependiendo de la historia inmune del animal, de la madre y del tipo de vacuna.

Después de la vacunación es muy probable que el perro esté más apático de lo normal debido a la actuación de la vacuna descrita anteriormente, y es totalmente normal que tu amigo se sienta así. A continuación, en TodoPerros, te damos nuestras recomendaciones después de vacunar a un perro, para ayudar a tu can después de su vacunación.

También te puede interesar: ¿Se puede vacunar una perra en celo?
Índice
  1. Mantén a tu perro en un lugar tranquilo
  2. Proporciónale una adecuada hidratación
  3. Intenta no tocar la zona de la inoculación
  4. Adapta la comida a sus condiciones
  5. Evita actividades intensas
  6. Mima a tu perro
  7. No le administres medicamentos sin preinscripción
  8. Presta atención a los efectos secundarios
  9. Recomendaciones especiales para cachorros

Mantén a tu perro en un lugar tranquilo

Un síntoma que aparece frecuentemente tras la vacunación es que el perro se sienta cansado debido a que dicha vacuna está actuando en su cuerpo, así que lo mejor será prepararle un sitio cómodo y tranquilo para que pueda descansar. Al sentirse débil, también se asustará con más facilidad, incluso puede ser que esté más nervioso, por lo que será importante intentar mantenerlo en un lugar tranquilo para él y donde se sienta seguro.

En algunas ocasiones, las vacunas producen febrícula, vómitos y diarrea, lo que también podría ser la causa por la que tu perro solo quiere descansar. Esto puede suceder pasadas unas horas desde la vacunación o al día siguiente, y a menos que los vómitos sean muy abundantes o la fiebre no remita, no tendrías de qué preocuparte. Aquí te contamos cómo saber si tu perro tiene fiebre: "Cómo tomar la temperatura a un perro sin termómetro".

Recomendaciones después de vacunar a un perro - Mantén a tu perro en un lugar tranquilo

Proporciónale una adecuada hidratación

Otra de las recomendaciones después de vacunar a un perro es mantenerlo bien hidratado. Por ello, asegúrate de que tenga su cuenco con agua limpia y fresca cerca. Si tu peludo tiene períodos de vómitos y diarreas, garantiza que ingiera agua para evitar que se deshidrate. Es importante que no beba agua demasiado rápido porque esto le puede producir vómitos también, de manera que ofrécele pequeñas cantidades pero de forma frecuente.

Intenta no tocar la zona de la inoculación

En algunas ocasiones, debido a que las vacunas se suelen administrar en la capa de la piel que se encuentra directamente debajo de la dermis, pueden producir una inflamación en dicha zona y es posible que a tu perro le moleste si acaricias el lugar de la inoculación. Por ello, intenta evitar tocar esa área durante unos días.

Si aprecias que sobre esta zona también ha aparecido un bulto suele ser una reacción leve de la vacuna. Aunque tarde unos días en desaparecer, en principio no deberías preocuparte.

Adapta la comida a sus condiciones

Normalmente, después de vacunar a tu perro, el primer síntoma que seguramente notarás es que está apático, por lo que es posible que pierda el apetito a su vez. Frente a esta situación puedes ofrecerle comida blanda, ya que les suele gustar más y la ingieren con más facilidad, especialmente en estas situaciones. Con comida blanda nos referimos a la comida húmeda completa comercial, pero también a la dieta blanda casera en caso de que el perro presente vómitos o diarrea. Si no tiene síntomas digestivos, también puedes preparar raciones caseras a base de pavo, pollo o pescado blanco, que también suele venir bien frente a estas situaciones y hará a tu perro feliz.

En este otro artículo te explicamos si los perros pueden comer comida caliente: "¿Los perros pueden comer comida caliente?".

Evita actividades intensas

Cómo hemos mencionado anteriormente, es importante que tu perro descanse correctamente el día y los días posteriores a su vacuna, por lo que evitar actividades intensas, así como paseos largos, ayudará a tu amigo a recuperarse con más facilidad.

Como recomendación después de vacunar a un perro, opta por paseos más calmados, preferiblemente por zonas poco transitadas o tranquilas. Una vez recuperado, podréis retomar de nuevo la rutina habitual.

Mima a tu perro

El día de la vacunación, y seguramente el día posterior, puedes ayudar a tu amigo a que el proceso sea más ameno pasando tiempo con él, acariciándolo y mimándolo, ya que esto le hará sentir más cómodo. Puedes ofrecerle alguno de sus juguetes favoritos para que esté entretenido también.

Recomendaciones después de vacunar a un perro - Mima a tu perro

No le administres medicamentos sin preinscripción

Si notas que tu perro siente dolor, tiene vómitos, diarrea o cualquier otro tipo de problema, bajo ningún concepto le administres medicación sin el consejo de un veterinario porque podrías producir daños graves en su organismo. Lo mejor será acudir al centro y explicarle a un profesional el problema presente en tu perro para que este decida si necesita medicación o no, así como para que te indique la dosis correcta y el medicamento de elección para que tu can se sienta mejor, si es el caso.

Presta atención a los efectos secundarios

Las vacunas no suelen tener efectos secundarios graves, aunque en algunos casos el organismo de tu perro puede no reaccionar bien. Algunos de estos casos son los siguientes:

  • Disnea: el perro no puede respirar correctamente.
  • Hipoxia: el perro se ahoga por falta de oxigeno. Esto puede suceder porque la garganta o el hocico del can se ha hinchado y es imprescindible acudir al veterinario para impedir que se ahogue.
  • Diarreas o vómitos que no cesan: si las diarreas y los vómitos son frecuentes y de una cantidad considerable, será mejor acudir al veterinario porque el perro podría deshidratarse o sufrir alguna afección más grave.
  • Reacción anafiláctica: aunque no es frecuente que esto suceda, podría ser posible que tu perro sufriera una reacción alérgica a la vacuna, lo que podría suponer graves problemas en su cuerpo. Si notas que su cara se hincha o sufre dificultad para respirar, no dudes en acudir al veterinario ya que, si estás ante este problema, lo mejor será actuar cuanto antes debido a que en el peor casos se podría ahogar y morir.

Hay que recalcar que en pocos casos estos efectos secundarios aparecen después de la vacunación y que son más los beneficios que producen las vacunas que los inconvenientes que puedan aparecer. Aunque en caso de estar ante un síntoma así, no dudes en acudir al veterinario porque la vida de tu amigo podría estar en peligro. Hablamos de ello en este post: "¿Puede morir un perro por una vacuna?".

Recomendaciones después de vacunar a un perro - Presta atención a los efectos secundarios

Recomendaciones especiales para cachorros

Las recomendaciones después de vacunar a un perro varían si se trata de un cachorro. Si tu perro es un cachorro de entre 6 y 8 semanas, debería recibir su primera vacunación en este momento. Frente a esta situación hay que tomar más medidas de seguridad ya que, al tener que desarrollarse el proceso de formación de anticuerpos, todavía no estará protegido hasta pasadas unas semanas de su vacunación. Por ello, es importante que:

  • No se junte todavía con otros perros que no estén vacunados.
  • Evitar las aceras, parques o sitios frecuentados por perros desconocidos.
  • Lo saques a la calle en brazos, sin dejarlo en el suelo en ningún momento hasta que esté protegido completamente por la vacuna.

Pasadas las 17 semanas, tu perro seguramente ya estará protegido, así que podrás sacarlo al parque y permitir que socialice con otros perros, pero siempre con cuidado. Y si eres conocedor de que un perro está enfermo, será mejor mantenerlo alejado debido a que los cachorros pueden desarrollar una enfermedad con más facilidad.

Recomendaciones después de vacunar a un perro - Recomendaciones especiales para cachorros

Este artículo es meramente informativo, en TodoPerros.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Recomendaciones después de vacunar a un perro, te recomendamos que entres en nuestra sección de Vacunación.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 5
Recomendaciones después de vacunar a un perro