Para los amantes de los perros en general, para tratar todo tipo de temas no comprendidos en los otros foros.
Por dinito
#8248921
Buenos días, voy a efectuar un viaje este fin de semana a Valencia (ciudad) con mi perro. Me gustaría que me informaséis si conoceis alguna playa en la que pueda entrar el perro. Y si existe algun restaurante, o en las terrazas es posible llevarlo. Gracias a todos
Por mikka
#8248922
Hola Manuel;-)
Yo vivo en Cheste (Valencia) y siempre que voy a la playa voy con mi perrita. La playa se llama El Saler y ahí sin ningún problema podeis ir tú y tu perro. Hay siempre gente con perros. Además la playa no es tan comercial y hay bastante espacio para pasear y encontrarse un sitio apartado. Aunque te digo sinceramente que fuí también a Malvarrosa, la playa principal de Valencia con la perrita y no pasó nada. Eso si, hay mogollón de gente y no te lo recomiendo. Para llegar a El Saler tienes que ir en coche. Si necesitas algun dato más te lo facilitaré con gusto.
Que lo pases bien;-)
Moni
Por SIRAIC
#8248924
MONICA TIENE RAZON, YO TAMBIEN VOY Y A ULTIMAS HORAS DE LA TARDE NO HAY CASI GENTE, POR CIERTO ES UNA PLAYA MUY BONITA, TE GUSTARA.
Por mikka
#8248925
Hola Manuel:otra vez yo, Moni. Resulta que este fin de semana estuve otra vez en la playa-el Saler y ..me dijeron que no se permite entrar a la playa con perros. Bueno, hay carteles que indican q está prohibido pero...viene mucha gente. Lo único q me recomendaron (fueron de Cruz Roja) q no nos vea la policía. Aunque yo nunca les ví por ahí. Seguiré llendo con mi perra a esta playa a veces, no creo q pase nada. Va muchísima gente con perros y puedes encontrarte un sitio más tranquilo. Sobre todo por la tarde no hay vigilantes ni problemas.
Ciao!
Por MARIVIP
#8248926
Que los perros no bajen a la playa no es un capricho, es la ley . También por sentido común y respeto a los demás usuarios.

ESTO LO PODÉIS LEER EN VETERINARIA.ORG Y TAMBIÉN ENCONTRARÉIS LAS NORMATIVAS

Mascotas en la playa a debate

Entrevista de la revista Especies, de España, al Dr. Andrés J. Flores Alés, Médico Veterinario, Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga. Publicado originariamente en Especies. Nº 68, septiembre/2003, pg. 4-6.

15/09/03 - Revista Especies
¿Es partidario de que los perros vayan a la playa?

Si la pregunta se hace en general he de contestar en general también que no, no soy partidario de que cualquier perro pueda ir a cualquier playa, en cualquier época y a cualquier hora. Esto con independencia de lo legislado. No es lo mismo un perro de talla pequeña, edad madura y perfectamente educado, que un cachorro grande, de raza hiperactiva y sin ningún control por parte de su propietario.

Tampoco es igual un animal bien cuidado, desparasitado y correctamente vacunado que uno que incumpla todos esos requisitos. De la misma manera no es lo mismo estar con un perro dando un paseo con correa, a una hora donde apenas hay otros bañistas, que ir con uno suelto y sin control entre cantidad de gente al medio día en el mes de agosto, por citar dos extremos.

Dejando a un lado mi opinión como propietario de perro que soy, siendo consciente de que la playa es un lugar muy agradable para los perros y sus propietarios, donde los animales pueden hacer ejercicio y jugar, como profesional, como médico veterinario que he de vigilar la salud de los animales y de las personas, tengo que opinar que es mejor prevenir que curar.

Por otro lado, en las playas hay tanto adultos como niños, y éstos juegan en la arena, toman objetos y se los llevan a la boca, y un perro que esté varias horas en la playa, por muy bien adiestrado que esté, lo mantengamos sujeto con correa, no ladre, etc., no se podrá evitar que orine y defeque en ella, contaminando la arena con sus deposiciones. Y en el peor de los casos, hasta habrá parásitos si no está estrictamente controlado, y ello implica evidentemente un riesgo de salud que no se puede menospreciar, ni tan siquiera recogiendo sus excretas dada la naturaleza de filtración y absorción de la arena.

Por motivos de higiene y de convivencia mi respuesta es un no general a que cualquier perro pueda acudir a la playa, al menos en época de baños y en zonas muy concurridas. Con independencia de lo que dictaminan las leyes, el sentido común y las normas de convivencia cívica deben imperar.

Existen pues excepciones, a ciertas horas, en ciertas playas, con un dueño responsable y un perro adiestrado que garantice que no va a molestar, cumpliendo lo estipulado en las ordenanzas y leyes.

¿Qué beneficios cree que obtienen los perros y sus propietarios?

El propio de compartir este espacio con juegos, ejercicios, entrenamiento y relación o interacción perro-hombre, muy saludable para ambos. Sin embargo, la salud mental o psicológica es muy importante y hay que tratar de evitar confrontamientos y discusiones entre los amantes de los perros y los que no lo son y no están dispuestos, ni obligados, a tener que soportar las molestias que a ellos les pueden ocasionar.

¿Qué desventajas tiene tanto para los perros como para quienes no conviven con ellos?

Las ya indicadas. Los perros levantan arena al correr y cuando se bañan mojan a las personas al sacudirse. Como no puede evitarse que hagan deposiciones en la arena o en el agua, éstas deberían ser recogidas de inmediato con una bolsa que se cerrará y echará en un contenedor de basura. Además, molestan a aquéllos a los que no les gustan los animales, y pueden transmitir zoonosis.

Independientemente de si el perro no está acostumbrado a pasar mucho tiempo al aire libre, el sol, la arena caliente y la sal del agua del mar puede producirle enfermedades, desde las típicas dermatitis de contacto y alérgicas, hasta micosis cutáneas y otras más graves como hipoglucemia o golpes de calor.

¿Cómo se puede compaginar el respeto por las personas a las que nos les gustan los animales y los deseos de las que viven con ellos?

Una forma de compaginarlos sería habilitando horas, zonas, o incluso playas específicas, de manera que los beneficios fueran superiores a las desventajas.

Insisto en recordar que es un tema de cultura, educación y convivencia, tan simple y a la vez tan complejo como recordar la frase de que ³la libertad de uno termina donde empieza la libertad del otro².

¿Hay un vacío legal en este aspecto?

No creo que exista vacío legal al respecto. En el artículo que escribiera hace algunos años titulado "Animales de compañía y su impacto en zona urbana" (disponible en http://www.veterinaria.org/asociaciones/aevedi/socios/ajfa/art40.htm) se puede consultar mucha de la legislación aún vigente, así como profundizar en mi opinión de que la convivencia con los perros tiene muchas más ventajas que desventajas.

Pienso que existen suficientes normativas y leyes que de manera general prohíben el que los perros estén sueltos y sin bozal, considerándose en algunos casos delito contra la salud pública por la posibilidad de transmitir zoonosis.

Otra cosa es que esa legislación esté o no bien fundamentada, se conozca y se cumpla o no, independientemente de que existan en los accesos a las playas carteles recordando dicha prohibición.

No está permitida tampoco la presencia de perros en las playas, salvo excepciones, como el caso de perros guía de invidentes o, por ejemplo, algunas normativas municipales que permiten ir acompañados de perros entre las 10 a.m. y 5 p.m. entre el 1 de abril y el 23 de mayo si va con correa; entre el 27 de mayo y el 2 de septiembre no se permiten perros en la playa de 10 a.m. a 5 p.m., aunque vayan con correa.

Otros artículos que debieran conocerse son:

- En las vías y/o espacios públicos, los perros irán atados con correa o cadena y collar con la identificación exigida.

- Tienen que circular con bozal todos los perros incluidos dentro del censo de animales peligrosos.

- En las zonas de parques y jardines los propietarios han de tomar las medidas necesarias para que sus animales no molesten los otros usuarios.

- Se prohíbe limpiar animales en la vía pública y en los lechos de ríos y playas.

- Por motivo de salubridad pública queda categóricamente prohibido que los animales realicen sus deyecciones o deposiciones sobre los parterres, zonas verdes, zonas terrosas y los restantes elementos de la vía pública destinados al paso, estancia o juegos de los ciudadanos.

- En todos los casos el conductor del animal está obligado a recoger y retirar los excrementos de manera higiénicamente aceptable, dentro de bolsas impermeables, perfectamente cerradas, en los contenedores o en otros elementos para este fin.

- Se prohíbe la entrada y permanencia de animales en piscinas y otros lugares de baño público.

¿Cuál cree que podría ser la solución?

La solución pasaría por un comportamiento cívico de formación y cultura, desde la educación de los propietarios de perros, lo que conllevaría tenerlos adiestrados y cumplir con las normativas para que la convivencia entre todos, no solo en las playas, sino en el resto de ámbitos de uso público y común, fuera un ejercicio de total normalidad. Si eso existiera no serían necesarias las prohibiciones; bastaría el uso del sentido común y la convivencia respetuosa.

Otra solución es la que en la propia normativa se contempla: hacer uso de las playas en ciertas épocas de escasa afluencia de bañistas o a ciertas horas donde pasear y jugar con los perros no implique molestia alguna, cumpliendo las obligaciones a las que cada propietario está obligado.

Una tercera solución es la de habilitar zonas específicas de playas reservadas en las que no se tengan que aplicar la mayoría de las prohibiciones generales, tal como se ha realizado con otros colectivos. Esto permitiría que los propietarios de perros pudieran disfrutar de sus animales a la vez que de un día de baño y sol y que las actividades normales de los perros (nadar en compañía de seres humanos, robar pelotas de tenis, hacer agujeros en la arena, mojar a quien toma el sol, ladrar cuanto quieran, correr salpicando arena, etc.) no se viera por los demás como molestia o incluso delito.

Poseer un perro e integrarlo en nuestras actividades diarias es un decisión que cada uno adopta en función de su propio convencimiento y necesidades. Pero no olvidemos que estamos en una sociedad libre y democrática y hay que tratar de evitar los conflictos entre los ciudadanos propietarios de perros y aquellas otras personas que no comparten esa sensibilidad hacia los animales, por fobias, miedos, o cualquier otra circunstancia, con objeto de mejorar la convivencia.

El propietario de perro, en cualquier lugar compartido de disfrute público, debe ser consciente de que tener un animal bajo su custodia implica unas obligaciones para con el animal y para con el resto de los conciudadanos. Deberá cumplir la legislación sanitaria y administrativa y responsabilizarse de los actos de su animal evitando molestar y dañar los intereses de otras personas.

Natalia Sagarra

Veterinaria Dpto. de redacción Especies

Asís Veterinaria S.L.
Temas similares
Temas Estadísticas Último mensaje
Viaje con actividades con perros
por Adopcan perros  - 21 Nov 2016, 10:28  - en: General
1 Respuestas 
1071 Vistas
por mariadiaz
29 Dic 2016, 15:05
1 Respuestas 
107 Vistas
por Palomagood
07 Ene 2018, 22:14
Botiquin para el viaje
por Hedgecock  - 28 Ago 2018, 17:13  - en: Veterinarios
1 Respuestas 
259 Vistas
por juangarcia90
12 Sep 2018, 14:35
Un viaje
por Erxude  - 24 Sep 2018, 06:42  - en: General
0 Respuestas 
169 Vistas
por Erxude
24 Sep 2018, 06:42
Traumatologo veterinario en Valencia
por Bgimcho  - 14 Ene 2019, 20:04  - en: Veterinarios
1 Respuestas 
191 Vistas
por VetAlicante
17 Ene 2019, 21:31