Para los amantes de los perros en general, para tratar todo tipo de temas no comprendidos en los otros foros.
#9172886
A Lucas lo adoptamos en una heladería cuando tenía un mes y medio. A Pelma la aceptamos de la calle cuando tenía unos ocho meses. Lucas fue y ha sido mi niño hermoso, muy inteligente, se dejaba entender muy bien, sabía cuánto lo amábamos. Pelma llegó un mes antes de la pandemia y se fue hace unos días, cuando en mi país el tema de la pandemia empieza ligeramente a controlarse. Fue un gran soporte para mis hijos, en especial para una de ellas, ya que estuvieron pasando por temas muy delicados que requirieron ayuda profesional. El sábado Lucas me despertó temprano, mirando siempre hacia atrás esperando que Pelma no viniera para que lo sacara a pasear, él sabía que cuando estaba solo lo sacaba sin correa porque siempre me obedecía. Pero no salíamos a la calle, porque donde vivo hay espacio muy, muy amplio para ellos y está todo cercado. Pero, el sábado Pelma también se levantó temprano y los dos me pidieron salir. Lucas ya sabía lo que tenía que hacer y casi siempre obedecía, pero con Pelma, aunque ya lo había intentado varias veces, no había logrado que me obedeciera al sacarla sin correa a no ser que tuviera carnaza en mi mano. Ese día no había carnaza, así que le dije, "mírame" y luego le dije "obediente, ¿ya?", esas eran las palabras que utilizaba con Lucas y que él entendía muy bien que lo iba a sacar sin correa y que hiciera caso cuando lo llame. Sólo pretendía sacarlos hasta una parte y regresar y curiosamente Pelma me hizo caso, pero luego avanzaron hasta una parte de la casa que da a una acequia y, por experiencia previa, suelen usar esta acequia para salir hasta la casa del vecino, eso ocurrió la última vez que los sacamos sin correa a los dos, pero que el resto de la familia estaba ahí para contenerlos, aún así no pudimos, corrían muy rápido. Pero, esta vez, se fueron por la acequia, corrí hasta el límite de la casa del vecino, los llame y resultó que habían subido al cerro, bajaron a mirarme como diciendo "¿qué pasa?", entonces fui tras ellos y bajé corriendo para que me siguieran porque ya estaban súper activos yendo a todos lado corriendo. Lucas vino detrás mío, estábamos muy cerca de regresar a casa, Pelma venía unos cinco metros atrás y para que no se vaya yo la iba llamando y con Lucas detrás mío, pero ella volteó y miró la acequia, me miró y luego se fue por ella, enseguida Lucas la persiguió. Los llamé, corrí y asumí que ya estaban en la casa del vecino. Reconozco que me molesté, porque cada vez que se fueron y vinieron, regresaban a los 10 minutos totalmente cochinos y había que bañarlos y ese día yo tenía cosas programadas por hacer. Así, que para pasar el enojo, fui a la casa, me puse guantes, bajé el shampoo, busqué el balde para bañarlos y regresé al lugar, no había pasado más de 8 minutos. Los llamé, mi esposo también estaba ahí esperando a que volvieran, pero nada. Entonces, pensé que tal vez habían subido al cerro, allí hay un reservorio de agua de acequia y me preocupé, porque en dos oportunidades Pelma se había metido y Lucas una vez y subir al cerro toma tiempo. Pero subí y no los encontré. Habré subido unas tres veces durante el día a buscarlos y mi esposo unas cinco. Buscamos en la casa de los vecinos muchas veces, salimos en el carro buscándolos ya no recuerdo cuántas veces, dejamos volantes y nada. Al día siguiente sali a recorrer las calles paralelas donde desemboca la acequia y empecé a preguntar a los vecinos y vigilantes del lugar y mi esposo me llamó al celular y me dijo "regresa a la casa, hay noticias malas". Cuando regresé, me dijo que los había encontrado, se habían ahogado en el reservorio de agua de acequia que estaba en el cerro. No lo podía creer, yo había subido varias veces y mi esposo también, no lo entendía, qué había pasado hasta que cuando cavábamos la tumba, mi esposo me dijo que el cuerpo no flota inmediatamente, si no que pasan varias horas hasta que emerja. En ese momento, sentí un dolor muy fuerte, tenía ganas de gritar, era insoportable el saber que habían estado en la casa todo ese tiempo, que yo no me di cuenta que era una posibilidad que se hayan subido al cerro y no hayan ido a la casa del vecino. Pero no podía gritar, mi esposo estaba muy mal y no soportaba que yo hablara haciendo suposiciones o expresándome. Él pasaba por una situación particular. Estoy en el proceso de separar la culpa y la responsabilidad. He leído que la culpa no ayuda, pero sé que soy responsable. Puedo lidiar con la muerte, con su ausencia, pero cada vez que veo a mis hijos llorar, cuando manifiestan cuánto los extrañan, siento un hueco en el estómago y me entra la desesperación por haber tomado una mala decisión ese día, por no haber considerado la posibilidad que podían haberse subido al cerro y no haberse ido a la casa del vecino, de haber regresado a la casa a preparar las cosas para su baño. Gracias por escuchar. Necesitaba, necesito decirle esto a alguien. Gracias.
Temas similares
Temas Estadísticas Último mensaje
0 Respuestas 
697 Vistas
por LissMarie
01 Jun 2020, 16:03
Peleas a muerte entre hermanos
por CarlosQ  - 12 Jul 2020, 16:45  - en: General
0 Respuestas 
712 Vistas
por CarlosQ
12 Jul 2020, 16:45
Separar a dos perros o adoptar uno nuevo
por Irurzun28  - 09 Feb 2020, 18:03  - en: General
1 Respuestas 
1791 Vistas
por recreador
13 Feb 2020, 16:50
Convivencia entre dos perros guardianes
por davidfb_96  - 10 Ago 2021, 08:05  - en: General
0 Respuestas 
105 Vistas
por davidfb_96
10 Ago 2021, 08:05
¿De qué raza son mis perros?
por JuanKSaex  - 04 Sep 2019, 18:09  - en: General
0 Respuestas 
990 Vistas
por JuanKSaex
04 Sep 2019, 18:09