Por Goldenboy44
#8893824
Este es un trabajo mío, que quiero compartir condensado aquí, con todos, espero les guste, y me den sus opiniones.

José Luis Salcedo Munguía(American Pit Bull Terrier)

Richard Stratton, considerado por muchos como una auténtica autoridad en la raza, así como también otros autores modernos, afirman en muchas de sus obras que el American Pit Bull Terrier no es otro, que el auténtico y original Bulldog, sin infusión alguna de sangre terrier. Y considerando que son muchos los autores antiguos, que en revistas, artículos y libros de esa época mencionan la cruza Bulldog-Terrier, es de una tontería e ignorancia supina negarlo.
También desde luego, no deja de ser una opinión muy simplista y poco documentada, (como demostraré más adelante) la cual no resistiría una investigación más objetiva y seria, dado que el problema es de la más simple lógica. Ya que sí, el APBT es el más directo descendiente de un perro de combate desarrollado a principios de 1800, y llamado en sus orígenes como "bull and terrier dog" o "half and half", lo que traducido literalmente significa: "el perro bull y terrier" y "mitad y mitad" respectivamente. Bastaría entonces, aplicar la más elemental lógica, para deducir sin alguna duda que la raza fué creada a partir de dos razas distintas, ya que es obvio que dichos nombres se le dieron para enfatizar su orígen, y que la raza se desarrolló con el concurso de dos de los más populares perros de la época: el antiguo Bulldog inglés (Old English Bulldog) y el viejo terrier negro y canela (Old Terrier Black and Tan), aunque hay algunos autores que sostienen que también participaron en el desarrollo de la raza, otras variedades de terrier, aunque fué el negro y canela, (según estos mismos) el más intensivamente usado.
Richard Stratton utiliza varios capitulos de su libro "This is the American Pit Bull Terrier", para tratar de demostrar su tesis. Sin embargo, en ellos no ofrece ninguna prube ó referencia documental, para fundamentar su teoría, limitandose simplemente a especular, ya que nos dice, que antiguos grabados y pinturas nos muestran imágenes de los perros "Bulldog" de la época, muy similares al actual APBT. Veamos:
Richard F. Stratton, (1976) "This is the American Pit Bull Terrier" Cáp. 2 párrafo 14 y 15.
"conociendo ahora que tan preciosa es la bravura (gameness), y cuanto tiempo debió tomar para obtener esa cualidad que el Bulldog de tiempos antiguos poseía... podemos nosotros realmente tomar en serio el viejo cuento de que el APBT, fué producido por un cruce del Bulldog con un terrier?.... No hay razón para creerlo! Los antiguos escritores (la única base para la creencia) no son confiables y se contradicen a si mismos".
(aquí, no nos dice porqué, pero si para él, no son confiables los historiadores de la época, que tenían por razones obvias, información fresca y de primera mano, entonces como podemos creerle al Sr. Stratton que 200 años despues, intenta recrear la historia del APBT, basada en pura especulación, y sin una investigación seria, ni apoyo documental alguno)
"Pinturas hechas 300 años atrás, muestran al Bulldog luciendo más ágil y con un hocico largo. De hecho él se ve como un APBT! No es más lógico suponer que nuestro Pit Bull, es un directo descendiente del viejo Bulldog luchador, sin ninguna cruza para diluir la tan importante "bravura"
Cáp. 3 párrafo 5.
También pinturas y grabados hechos en madera del oríginal Bulldog, nos muestran que ellos se veían como el APBT moderno. Si el Bulldog originalmente se veía como nuestra raza y era ya ágil, como nuestra raza, entonces la vieja historia acerca del orígen de que la raza fue el resultado de un cruce del Bulldog y un terrier, es una "hipótesis innecesaria" y cientificamente debe de ser rechazada por principio"
Muy simplista.... No?
Y trata de apoyar su tesis, mostrándonos una pintura del siglo XVI, del pintor flamenco Rúbens (1577-1640) donde se ve a una jauría de perros dando caza al jabalí, y en efecto, sobre el lomo de este, un perro muy similar en fenotipo al American Pit Bull Terrier, pero este animal no es un "Bulldog", es un ejemplar de Alano español, un perro de presa de la época, muy popular en España, vinculado al manejo de reses bravas y la caza mayor, y con especial vocación por la caza del jabalí. Así, que es evidente que el Sr. Stratton omite las referencias por simple ignorancia.
Quiero sin embargo aqui, enfatizar que no pretendo constituirme en critico del Sr. Stratton, con lo que no estoy de acuerdo es simplemente con el punto de vista, con que él enfoca en su libro el conocimiento histórico de la raza.
Desde luego, todos los aficionados del APBT, debemos reconocer el enorme e invaluable aporte prestado a la raza por el Sr. Stratton. Pero, esto desde luego, también implica una gran responsabilidad de todos los que dedicamos nuestro tiempo al estudio e investigación de la historia de nuestra raza, ya que una mala información de alguién considerado por muchos como "experto", será siempre a los oidos del aficionado novato, literalmente un dogma de fe!
De ahí, que una información errónea, contribuirá siempre en gran medida a aumentar la desinformación que hasta ahora existe sobre la raza.
Recientementa, leí también otra teoría aparentemente "novedosa" de la historia de la raza, ofrecida por otro de los muchos "expertos", que a últimas fechas han aparecido cobijados a la sombra del APBT, la cual no dejó de asombrarme, por el gran atrevimiento y falta de imformación mostrada por éste, al inventar una historia totalmente inverosímil e igualmente basada en la simple especulación.
Me refiero a las hipótesis formuladas por el Sr. Mariano Peinado, presidente de la Federación Internacional del APBT, el cual en su página de internet nos dice lo siguiente:
"El patrón fundamental que dio lugar al orígen de la raza canina APBT, estuvo basado en una raza canina española, nos referimos al Alano, cosa que los aficionados a los APBT ubicados en España, deberían sentirse orgullosos de que esta maravillosa raza canina descienda directamente de un raza española.
1- El primer camino que hizo surgir al APBT se perfiló hace ya más de 500 años, a raíz de cuando los conquistadores españoles en plena colonización de América, llevaron cientos de Alanos españoles en sus barcos para que les fueran facilitando el abrirse camino en esa ardua y difícil tarea.En el transcurso de los años y ya establecidos los colonizadores con sus Alanos en tierra de América, estos a su vez fueron cruzados con perros poderosos poderosos ya existentes en América y sin raza definida, de estas cruzas se perfiló una nueva raza canina, la cual, llamamos hoy día American Pit Bull Terier; esta nueva raza canina llegó a superar en cualidades y virtudes a nuestros majestuosos Alanos.
2°- El segundo camino paralelo que hizo surgir al APBT y de una manera más definida, ocurrió en Gran Bretaña, dada la gran admiración que los cinéfilos británicos sentían por nuestros Alanos españoles hace más de 400 años, por la gran vitalidad, coraje, bravura, casta y fortaleza que demostraban en los diferentes trabajos y cacerías donde eran utilizados, llegaron a importar a cientos de ellos. Estos se establecieron en diferentes puntos del Reino Unido y fueron a su vez cruzados con perros de presa autóctonos de aquel país, sin raza definida. De estos cruces también se volvió a perfilar el orígen del APBT y de una manera más definida que el primer camino, en lo que respecta al fenotipo de hoy día, esta nueva raza canina, el APBT, por aquella época fue denominado como "Old English Bulldog" (antiguo bulldog inglés), que no tiene nada que ver con el Bulldog inglés actual."
Quiero afirmar enfáticamente que los dos caminos señalados por el Sr. Mariano Peinado, son absolutamente falsos y carentes de toda credibilidad, como veremos a continuación: Analicemos la primera "hipótesis" del Sr. Peinado, ya que esa "historia" es completamente falsa, y no solo porque a mi se me ocurra, si no trataré de demostrarlo con verdaderas evidencias documentadas de la época.
En primer lugar, los aztecas desconocían los perros hasta que fueron llevados por los españoles; es decir, no había perros en América hasta la llegada de éstos, y tampoco hay una sola referencia documental que nos confirme que esos primeros perros (Alanos) se quedaron aquí, para el caso de que se hubieran cruzado con los perros poderosos, existentes solo en la fantasia del Sr. Mariano Peinado.
Arqueólogos y paleontólogos están de acuerdo en que no existían perros de clase alguna en este continente antes de la llegada de los españoles.
Veamos lo que nos dice el biólogo y paleontólogo Dr. Isaac Ochotorena:
"jamás se han descubierto fósiles de perros en México, en tumbas ni en ninguna otra parte. Declaro que ignoro completamente el orígen del cuento que dice que el perro chihuahua es nativo de ese estado y puede encontrarse en estado silvestre dentro del mismo. (lo mismo aplicaría para el Xolo-Itzcuintli, al cual en la fantasís de muchos otros, lo sitúan como mascota de los aztecas)
Es probable que toda esa confución haya salido del hecho de que en Chihuahua hay muchas marmotas; pero estas, como ustedes saben, son roedores y no perros."
Bartolomé de las casas, biógrafo de Colon:
"El sabado 17 de noviembre de 1492, tomamos un bote, dejamos el barco y nos bajamos en las islas. Vimos unas nueces muy grandes y muchas ratas grandes a las que lo nativos llamaban “guanimiquinajes”, y también la misma clase de animales que describimos en el capitulo 46, diciendo que parecían perros, pero en vez de ladrar hacían un sonido como de silbato.”
“No vimos cuadrúpedos, excepto esas criaturas que parecen perros y son muy buenas de comer, mejores que el conejo y la liebre.”
Más adelante, al contar como Colón había lanzado sus mastines sobre los nativos, escribe: “mordían a los indios tan rápidamente que cada perro podía herir a cien indios en una hora, ya que estos indios andaban desnudos y no sabían lo que eran los perros” (nótese aquí, que de las Casas se refiere en concreto a mastines, nunca a perros del tipo alano.)
En la segunda carta de Cortés aparece este pasaje: “pueden verse a la venta pollos, codornices, conejos, liebres y venados, y también unos animalillos parecidos a perrillos que crían, castran y se comen”
Bernal Díaz del Castillo, acompañante de Cortés: “algunos caciques vinieron a saludarnos muy amablemente y nos trajeron obsequios de oro y cuatro diademas, y dos animalillos parecidos a perros..”
Fray Bernardino de Sahagún- Historia natural, libro XI.
“Los animalillos que llaman aquí “xoloitz-cuintli” no tienen pelo en su cuerpo, y los nativos los cubren con sus mantas durante las noches; pero estos animalillos, que parecen perros, no nacen así; los nativos usan una resina que llaman “oxtli”, que esparcen sobre ellos, y al quitarla arrancan todo el pelo, quedando el cuerpo liso…”Manuel Orozco y Berra, arqueólogo:
“Los Aztecas tenían solo tres cuadrúpedos domesticados, y todos los nombres de éstos llevaban como raíz el vocablo “itzcuintli”, lo que algunos tradujeron como “perro”; pero el verdadero significado de este vocablo se desconoce en la actualidad.”
Creo que más claro ni el agua!
Adicionalmente, quizá sea bueno señalar aquí, que lógicamente cuando los españoles llegaron al Nuevo Mundo, descubrieron cientos de animales que no se parecían a ninguno de los que ellos conocían, y por consiguiente su vocabulario carecía de nombres para ellos. Por lo que, para poder trasmitir una impresión de estos animales a su tierra, tenían que usar una referencia y usar nombres de animales conocidos. Así decían, por ejemplo: que tal criatura era “ como un perro”, ó algunas veces lo describían como “parecidos a ratas”, mientras que otro decía que eran “parecidos a perrillos”.

En relación con esa segunda “hipótesis” de la que nos habla el Sr. Peinado, debemos deducir que se refiere al Old English Bulldog, el perro que tendría ascendencia del Alano, ya que refiere que el APBT era conocido entonces por ese nombre, lo que sugiere que apoya en apariencia la tesis del Sr. Stratton de que el APBT es, en realidad el original Bulldog.
Y nos dice que dada la gran admiración que los aficionados británicos sentían por los Alanos españoles importaron cientos de ellos, lo que al menos a mi, me parece una gran exageración, porque no existe evidencia alguna documentada de esas importaciones de Alanos españoles hacia el Reino Unido, al menos hasta antes de 1870, como veremos más adelante.
Aunque si bien es cierto, que muchos naturalistas debaten el origen del Bulldog, son muchos los cinólogos que defienden el origen inglés de la raza, la cual tuvo como base de su desarrollo el Mastiff.George R, Jesse (Researches Into the History of British Dog, London,1866) Sostenía que el Bulldog era realmente un Mastín especializado, el resultado de crianzas selectivas del Mastín, para producir un animal más pequeño y más ágil para el acoso a los toros.
Y lo que parece confirmarse con lo que escribió casi 160 años atrás Guy Miege.(1707)

“Nuestros Mastiffs, especialmente aquellos que nosotros llamamos “Bulldogs”, son de un coraje incomparable, uno de estos perros puede luchar solo contra cualquier animal, oso, tigre o león…”
Como vemos antes de 1800 no encontramos ninguna referencia del aporte de raza española alguna en el desarrollo del antiguo Bulldog. Sin embargo, sería bueno señalar aquí que una de las primeras
referencias al Bulldog la encontramos en la carta que el agente mercante inglés, Prestwich Eaton, avecindado en Sn. Sebastián, España, escribe a su compatriota George Willigham, residente en Londres, en la cual le solicita y le dice:
“un buen perro “Mastiff”, una caja de botellas del mejor licor y le ruego me consiga dos buenos “Bulldog” y me sean enviados en el primer navío”
La carta esta fechada en Sn. Sebastián, España 1631, con lo que se confirmaría que las importaciones de Mastines y Bulldogs ingleses (estos sí) hacia España se dieron desde tiempos inmemorables. Así que lo que tendríamos que preguntarnos aquí, sería: ¿Quien contribuyo en el desarrollo de quien?Y es hasta el principio de la década que comenzó en 1870, (casualmente cuando los primeros “pit dog’s” o “pit bull terrier” estaban llegando al continente americano) cuando un conocido tratante y criador inglés del Bulldog; el Sr. F. Adcock llevó a Inglaterra procedentes de España, dos Alanos, también conocido entonces como “Bulldog español” con el propósito de mejorar la raza británica, pero el experimento resulto ser un fracaso total según la opinión de muchos de los cinólogos de la época, aún de los que no pudieron ocultar su admiración por uno de ellos, me refiero al ejemplar llamado “toro”.

Rawdon B. Lee (1894) “the modern Dogs of Great Britain and Ireland”
“Aproximadamente entre 1870 y 1890, que puede llamarse el periodo medio del moderno Bulldog inglés, F. Adcock, entusiasta admirador y criador de la raza, opinaba que el Bulldog inglés estaba degenerando físicamente, creía que el Bulldog original era un perro más grande y pesado, y no pudiendo encontrar en la Gran Bretaña ningún ejemplar de su agrado, realizó un viaje a España, pues por entonces se decía que en España se habían gestado los mejores perros. A su regreso trajo consigo un inmenso animal al que llamó “Toro”. Aunque este ejemplar debía servir para mejorar los bulldogs ingleses, y su apariencia así lo hacía suponer, como reproductor resultó un fracaso total. Este hecho es de lamentar porque por ese entonces la infusión de sangre nueva hubiese sido de suma utilidad para incrementar la agilidad y el vigor de los productos británicos modernos dado que, sin duda alguna, “Toro” era un perro muy activo.
Tal vez este perro haya sido de algún modo un capricho genético, porque si sus padres o algunos de sus antepasados cualquiera, hubiesen sido tan buenos como el, es seguro que habría dado mejores descendientes que los que produjo. Personalmente lo considero un ejemplar excepcional y ciertamente lo prefiero a muchos de los más destacados triunfadores de la actualidad”.
Vero Shaw, (1884) citólogo y fanático de la raza inglesa hizo una crítica despiadada de este fracasado experimento.

“Se han realizado intentos para mejorar la raza de Bulldog Inglés mediante el llamado cruce español. No sabemos cuál fue exactamente la ventaja a obtener con la introducción de sangre de Bulldog español, dado que el animal escogido para resucitar nuestro perro nacional fue “Toro”, un ejemplar que muestra muchos indicios de mestizaje. Que “Toro” pueda posiblemente ser un perfecto ejemplar de Bulldog español no intentaremos negarlo, aunque nosotros consideramos esa raza apócrifa, pero sin vacila ción aseguramos que la introducción de su sangre en los caniles ingleses estará acompañada de las más perniciosas consecuencias, es de esperar que nuestros criadores permanezcan fieles a la sangre que poseían nuestros antepasados y no se dejarán embaucar por las supercherías de falsos hechiceros”.

Que podemos agregar a esto? solo que ni siquiera se puede confirmar el aporte del Alano español al Bulldog moderno, mucho menos al APBT como pretende hacernos creer el Sr. Mariano Peinado. Pero, si nos confirmaría una ultima precisión sobre el llamado Alano español, ya que hay algunos autores contemporáneos, que dicen que el llamado Alano no es otra cosa que el resultado híbrido de las cruzas entre el Mastín con perros de tipo lebrel, y lo cual parece confirmarse con los señalamientos que hace el cinófilo Vero Shaw, sobre el mestizaje mostrado por el ejemplar llamado “toro”.
Los investigadores de Historia tenemos que sustentar nuestras opiniones sobre sólidas y verdaderas evidencias contemporáneas, sin las cuales solo escribiríamos ficción ó simple fantasía. En mi opinión, el Sr. Mariano Peinado escribe ficción, yo le retaría para que mostrara cualquier evidencia real de la época, que demuestre la validez histórica de sus declaraciones.
#8893825
Estimado amigo: Muy interesante tu escrito. Yo intentaré ofrecerlo a alguna revista, pero es muy difícil que lo acepten porque no hay ninguna especializada, y esto tiene que ir a una de esas características.
Yo estoy preparando una revista en Internet sobre el Am Staff. Esta revista espero que esté descargada en la red el primero de mayo, aunque como es lógico estará todavía muy incompleta. La filosofía de actuación que voy a seguir consiste en enfrentar opiniones contradictorias para que cada cual saque sus propias conclusiones con plena libertad. Me explico: yo escribo un artículo sobre el movimiento, o sobre la estructura del Am Staff, o sobre el carácter, o sobre el gameness y dejo espacio para que otra u otras personas expresen su opinión con otros artículos (ATENCIÓN: con otros artículos, no criticando) Es decir como un foro (qué también los habrá) pero sin personalizar y dejando que los lectores juzguen méritos por sí mismos.
Si tú quieres yo lo puedo incluir en el espacio de artículos de opinión, o en el de genética, o en el de Historia de la Raza (ya que también está relacionado con el origen del Am Staff) Si estás de acuerdo tendrás que mandarme un curriculo resumido tuyo para que lo vincule a tu firma, ya que mi deseo es respetar siempre el “quién es quién” y dar a cada uno su mérito.
Saludos cordiales,
AMALIO
#8893826
Estimado Amalio:
Te agradezco tus comentarios.
En relación con su publicación te diría, que yo más bien pensaría en una reviste como el "Mundo Del perro", ó "Todo Perros", ya que como dices, no hay ninguna especializada alla. Y para el caso, ya que lo que importa es desechar mitos, una de las que te señalo, estarían muy bien. Ya que como bien dices, está también relacionado con la Historia del AST.
Desde luego, estoy de acuerdo y también tienes mi aceptación para utilizarlo en tu revista, en el espacio de Historia sería más adecuado... creo.
El curriculum te lo enviaré a tu correo.... te parece?

Un saludo cordial:

José luis.
Temas similares
Temas Estadísticas Último mensaje
1 Respuestas 
568 Vistas
por Sandra.Ecomascota
07 Feb 2018, 11:29
Color del manto del Husky
por Arola812  - 04 Mar 2018, 19:51  - en: Siberian Husky
1 Respuestas 
5856 Vistas
por Sirokami
23 Feb 2019, 17:53
Puente del pilar con los perros
por Dalamar  - 25 Sep 2017, 08:48  - en: General
0 Respuestas 
584 Vistas
por Dalamar
25 Sep 2017, 08:48
0 Respuestas 
641 Vistas
por diegomsanz
13 Nov 2017, 09:05
0 Respuestas 
618 Vistas
por diegomsanz
13 Nov 2017, 09:05