Foro exclusivo para Adiestradores de perros
Por Patripeich
#8910621
hola! Tengo una caniche de tres meses que se come su caca. cuando llegó a casa no lo hacía pero al segundo día se puso muy enferma con gastronteritis hemorrágica. Estuvo ingresada una semana con un montón de inyecciones y suero por vía. Al volver a casa, se empezó a comer su caca desde el primer día. no sé si tendrá que ver, pero es que las demás explicaciones no me sirven: la comida es la recomendada por la veterinaria y se supone que es la gama más alta, está todo el día jugando con mi otra perra, así que creo que no se aburre, y que sea porque le reñimos muy duramente, pues tampoco, porque la verdad es que hemos estado más preocupados por su recuperación que por su adiestramiento. Me gustaría saber la causa, pero sobre todo, como evitarlo, porque me da miedo reñirle, por si en lugar de extinguir esta conducta la refuerzo. No sé, agradecería vuestra ayuda.
Ah! otra cosa. ayer la empecé a bajar a la calle y me quedé alucinada porque no mostraba interés por nada en especial de lo que veía, excepto por las piedrecitas del camino, que se las intentaba comer. ¿Esto no es malísimo para su salud?¿Es normal? Porque mo otra perra se comía las cacas de los otros perros, los chicles, los clinex... pero las piedras no.
Por Marr
#8910622
Hola Paty, (creo que el post era el que estaba en General verdad?jeje yo te recomende psotiarlo aca).

Puedes enseñarle la orden de "comer", del "NO" y también la orden de "déjalo", y llevar un horario estricto de comidas para registrar las horas en que hace y ponerle a su popo algo que le desagrade de sabor pero que no le cause gastroenteristis ni enfermedades del estómago, y cuando quiera acercarse a la comida hacer sonar un bote con piedras bien fuerte acompañada del DEJALO.

Las ordenes anteriormente descritas las puedes encontrar en estos foros de adiestramiento, general, etologia, si no los encuentras me avisas saz.

Por todo lo que me has comentado en el otro post y éste tal vez es definitivamente un mal hábito, no se si donde la comprate estaba todo el día en una pequeña jaulita y ahi se comía siempre las cacas.

Tambien te recomiendo para tenerla entretenida que le compres KONG y le pongas cosas muy sabrosas dentro y embarrado con crema de cacahuate, para que se entretenga mucho rato tanto a tu perrito como al más grande, te recomiendo paciencia.
Por Marr
#8910623
Cada que le des el plato de comida dile "COME", durante varios días, después le pondrás el plato y si se caerca lo alejas, cuando le digas "COME", entonces lo djas comer, éso durante una o dos semanas.

Déjalo


¡Déjalo! ¿Cuántas veces hamos repetido esta orden a nuestro perro, solo para que no nos haga caso?
¿Qué significa déjalo?

¿Podrá nuestro amigo resistir la tentación?
Déjalo es una órden que significa aquello que tienes en la boca, suéltalo, y no lo vuelvas a agarrar. O bien eso que estás a punto de llevarte a la boca... ni lo pienses! Esto incluye, entre otras cosas, piedras, veneno, pedazos de vidrio roto, cosas que se te caen mientras cocinas, un bebé, y la lista sigue.
¿Para qué sirve?
Para mantener a tu perro fuera de peligro. También para enseñarle qué cosas son apropiadas para morder y cuáles no lo son, ya que con las primeras deberías felicitarlo, mientras que con las otras emplearás este comando.
¿Cómo lo enseño?
El déjalo es uno de esos comandos que puedes enseñar a un perro de cualquier edad, cachorro, joven, o viejo. Colócale la correa a tu perro, y amarra el otro extremo a algo firme, como un poste. Usa una correa que no sea demasiado corta; al menos de 1.5 metros. Asegúrate de no usar un collar de castigo sino un collar común de piel o de nylon, o mejor aún, una pechera.
Colócate en el límite de la correa, y llama tranquilamente a tu perro. Corta un suculento pedazo de salchicha o algo que tu perro adore, ponlo en el piso, apenas fuera de su alcance (de su hocico y de sus patas también!). No le digas nada. Seguramente él intentará, frenéticamente, alcanzar la salchicha. Por esto es importante no utilizar el collar de castigo, pues no queremos que se ahorque en el intento.
Algunos perros entienden muy rápidamente que la salchicha está fuera de su alcance, y otros insisten durante largos minutos. No importa cuál sea tu perro, tarde o temprano, desistirá. Cuando lo haga, espera unos segundos, y muy alegremente di ¡muy bien!!!! y dale un premio. Pero no le des el premio que está en el piso. Este NO DEBE agarrarse jamás.
Repítelo varias veces, con otros premios. Es importante que no le digas nada al principio, que él se de cuenta que no puede obtenerlo, y más importante aún, que reciba un premio por dejar de intentarlo.
Luego de unos pocos días de entrenamiento, en el momento en que tu perro (siempre atado a su correa) deje de intentarlo, dirás "Déjalo". Lo dirás una y otra vez, y lo premiarás inmediatamente.
¿Qué aprenderá tu perro? y ¿Cuándo estará listo?
Tu perro aprenderá principalmente que no debe recoger algo del piso: no hace falta porque al no hacerlo recibe premios que son mejores que aquello que estaba en el piso, además de tu aprobación.
Luego de varias sesiones, puedes realizar el ejercicio sosteniendo su correa con tu mano, y poniendo el premio al alcance de tu perro. Dí "déjalo". El debería perder interés inmediatamente. Si se abalanza sobre el premio, tensa la correa sin jalarlo para no permitir que llegue a él. TIP: si tu perro es grande y fuerte y no tienes fuerza suficiente para sostenerlo, prueba hacer esto en una superficie resbaladiza, por ejemplo, pisos cerámicos. Si tu perro hace esto, es que aún es demasiado pronto para él. Vuelve atrás y sigue entrenando con el objeto que él quiere fuera de su alcance, y vuelve a intentar en algunos días. No te preocupes ni te desesperes, algunos perros se tardan más que otros - como la gente.
Aumentando la dificultad
A medida que esté más avanzado, utiliza varias "trampas". Salchichas, queso, juguetes, piedras, cualquier cosa que le llame la atención mientras esté sin correa. Cuando se acerque a ellas, di "déjalo" (y esperemos que a esta altura responda bien). Cuando lo haga, felicítalo y dale algún premio.
Practicando el déjalo en la rutina diaria
Cuando salgas a pasear con tu perro al parque, prémialo frecuentemente "por nada". Practica frecuentemente el déjalo. Llévalo - a medida que esté más bajo control - a lugares donde pueda tentarse de agarrar algo, como por ejemplo cerca de un bote de basura. No temas decir "déjalo" si ves que va a agarrar (o agarró) cualquier cosa. Cuando lo deje, acuérdate de premiarlo.
Tu perro deberá pensar, al final, que tú eres la fuente de todo lo bueno que hay en la vida.


El No es una de las cosas más importantes que debe aprender tu perro. El No no es un castigo. El No es tu manera de decirle a tu perro que el comportamiento que está exhibiendo es inaceptable. Pero, ¿cómo debes decirle a tu perro que No?
Hay una serie de reglas básicas para que tu perro aprenda el significado de la palabra no. Lo primero que debes saber es que hay un "No" para cada perro. Tú debes encontrar el No que funciona para tu perro. Según el carácter de tu perro, tu No deberá ser más o menos enérgico. El No cumple la función de que tu perro se detenga inmediatamente. Debe sorprender, mas no asustar. Si tu perro "no te oye", deberás ser más enérgico. Si asustas a tu perro, debes ser más suave.
El No ha de decirse una sola vez. "No!". Debes sonar serio y convincente. El tono de tu voz es lo más importante. Míralo lo más directa y fijamente posible a los ojos. También deberás encontrar el "punto justo" en tu mirada de acuerdo a tu perro. Una mirada muy fuerte puede causarle a tu perro mucho más miedo que el grito más enérgico.
Jamás digas el nombre de tu perro en lugar del No. "Firulaaaaaaiiiisss!!! Noooooo" sólo causará que tu perro asocie su nombre con algo negativo (el No). Sólo di "No!". Él sabrá que se lo dices a él, pues lo estás mirando directamente.
Nunca golpees a tu perro para que te entienda. Si tu perro no te obedece ante ningún no, procura ayuda de un profesional en conducta canina, quien evaluará a tu perro y te asesorará.
El No de nada sirve si no enseñas a tu perro la "moraleja", es decir, que le indiques qué es correcto. Por ejemplo, si tu perro brinca sobre ti, dile "No!". Tan pronto se baje, felicítalo. Brincar: no. Estar en cuatro patas: sí!
El mejor momento para decir No no es mientras tu perro está haciendo algo indeseable, sino antes que tu perro lo haga . Tienes que aprender a "leer a tu perro". Su lenguaje corporal lo delatará siempre. Si está por morder la pata de una silla: "No!" En cuanto cambió de idea, dale un juguete que SI pueda morder, y felicítalo (la moraleja). Si está a punto de brincar encima tuyo, dile No cuando veas que se está agazapando para saltar. En cuanto relaja su cuerpo y no salta, felicítalo! Esto funciona muchísimo mejor que decirle que no una vez que hizo algo. La idea es decirle que no, ni siquera lo pienses! (saltar, morder, etc.). Asegúrate de leer bien a tu perro, para no confundirlo.
Si tu perro ya está haciendo eso que no quieres que haga, mejor acostumbrarlo a otras órdenes, distintas de No. Por ejemplo "déjalo", o "bájate". Te mostraré cómo enseñarles a "dejarlo" y a "bajarse" en un próximo artículo.
Nunca le digas No a tu perro luego de que se ha portado mal, y mucho menos, lo castigues. Eso es es totalmente nocivo, pues el pensará que se lo estás regañando por lo que está haciendo -o pensando- en ese momento, que seguramente nada tiene que ver con la travesura que hizo hace un minuto.
Temas similares
Temas Estadísticas Último mensaje
1 Respuestas 
4647 Vistas
por Josebeca
18 Dic 2019, 00:31
Coprofagia cachorra 2,5 meses -- SOS
por germansheperd  - 24 Mar 2020, 00:03  - en: Pastor Alemán
0 Respuestas 
2960 Vistas
por germansheperd
24 Mar 2020, 00:03