Para los amantes de los perros en general, para tratar todo tipo de temas no comprendidos en los otros foros.
Por Sandali
#9165500
Hola, escribo para ver si alguien que haya pasado por una experiencia parecida me puede decir algo que me ayude en mi nueva situación, o quiera comentar cualquier otra cosa sobre el tema.
Hace casi dos meses falleció mi pequeño, y me sigo sintiendo casi como si fuera la primera semana. Aunque he mejorado bastante cuando estoy con gente, cuando estoy solo me siguen dando unas lloreras impropias de alguien frío como yo.

A pesar de éramos uña y carne, de que tenía todo el cariño y las comodidades posibles, y de que siempre pensé que era feliz, tras su muerte, todos los errores que cometí en su educación, y todo lo que no hice por darle una vida mas plena, se ha ido magnificando al tiempo que lo hacía su bondad, su inocencia, y la injusticia de su final. Hasta el punto que siento que él ha sido el mejor perro, y yo el peor dueño.

Pereza

Uno de los errores que pesa sobre mis espaldas es que no lo saqué a la calle lo suficiente. Era un perro de energía media/alta, y no fui capaz de sacarlo a pasear a diario; ha llegado a estar mas de una semana sin salir. El pobre se adaptó perfectamente; dormía como una marmota. Desarrolló una serie de conductas compulsivas ante situaciones insospechadas, debido a la ansiedad, cosa que en su momento parecía hasta gracioso, y que no fue hasta después de su muerte que descubrí de qué se trataba. O tal vez lo sospeché y no quise indagar. Nunca me puse a investigar sobre conductas caninas o métodos de adiestramiento. Después de tener a mi último perro, pensé que lo sabía todo. Mas tarde descubrí que estaba anclado en el pasado.

Ignorancia

También me equivoqué al utilizar el anticuado método de dominación que tan bien me resultó con mi anterior perro.
No funcionó del todo. En ocasiones me disputaba el liderazgo, como cuando me enseñaba los dientes al pedirle que me ceda mi sitio en la cama. Era tan fuerte y resistente al dolor que hasta no mucho antes de su final empecé a descubrir su sensibilidad. Cuando empecé a ser menos severo con él, noté rápidamente una mejora en su comportamiento. Empezamos a llevarnos mejor. No era bruto con él, pero de zapatillazos en el culo se ha hartado, y ahora me duele cada uno de ellos.

Negligencia

El triste e injusto final de mi pequeño se debió a una serie de factores que explicar alargaría demasiado este mensaje, pero se resume en que pude haberlo llevado antes al veterinario. Tal vez así, la insuficiencia renal que acabó con él dos semanas después no hubiera sido irreversible. Tardé una semana desde su primer vómito. La tendencia del perro a vomitar tras beber mucha agua me despistó. Fui tan torpe que no tuve en cuenta que tenía ya casi 9 años, y que debía estar algo más pendiente de su salud.

Culpabilidad

Pero lo que mas me duele, y me hace recaer constantemente, es recordar la última semana que pasó con dolor de riñón, sin poder moverse, ni comer, ni beber, a base de suero subcutáneo y pinchazos, y con aliento a orina de la intoxicación que tenía. Y sobre todo, el momento en que le engañé vilmente diciéndole que íbamos a dormir, y le inyecté la anestesia antes de que entrase el veterinario para ejecutarlo. Y recordar ese pequeño sobresalto cuando le clavé la aguja; su última señal de vida.
También me amarga la duda de si hice bien. Llevaba una semana sin beber ni poder moverse, y tres días sin comer. Me pareció demasiado sufrimiento, para él y para mí. No quería que muriese con dolor. Pero, ¿y si le hubiera dado un día mas? ¿y si improbablemente hubiera empezado a recuperarse?

Una cosa que me extraña es que a pesar de haber sabido con una semana de antelación lo que iba a pasar, no pude prever que me dolería tanto su pérdida. Hacíamos tantas cosas juntos, que lo echo en falta en casi todas las situaciones cotidianas. Nunca imaginé que mis errores me acabarían pasando una factura tan alta.

Perdonad por el tocho. He adornado el texto cursimente con titulares para agilizar su lectura. Pensé que escribir esto serviría como desahogo, pero ya he tenido otra recaída mientras lo hacía...
Una duda que me gustaría plantear es si hago mal en haber puesto un par de cuadros suyos en mi habitación y tenerlo también como fondo de pantalla, en el pc y en el móvil. Ya se que parece un poco cosa de locos, pero lo hecho tanto de menos, que no puedo evitar mirarlo constantemente.
He leído por ahí que es mejor hacer limpieza de todo lo que recuerde al perro, pero lo veo como una falta de respeto hacia él, y yo siento la necesidad de verlo. Incluso me gustaría poner otro cuadro de gran tamaño, pero no lo hago para que mis amigos no piensen que me estoy obsesionando.
De hecho, os diré que cuando estoy solo sigo hablándole al perro con cierta frecuencia como si siguiese conmigo, y os pregunto, ¿lo veis normal? ¿creéis que me estoy obsesionando?

También quisiera preguntar, a los que hayáis tenido la desgracia de pasar por esto, cuánto tiempo os ha durado el dolor hasta que hayáis podido hacer vida normal sin recaer. Yo pensé que sería menos, y empiezo a preocuparme. Y si tenéis alguna técnica que os ha ayudado, no dudéis en compartirla, o en comentar cualquier cosa que queráis.
No me enrollo mas por ahora. Gracias por vuestra paciencia.

Saludos.
#9165503
Hola,

Lamento mucho lo de tu perro. No te culpes, seguramente ha sido un perro muy feliz.
Te copio aquí un artículo sobre cómo sobrellevar la pérdida de un perro, por si te sirve.

Según Cipriano Toledo, psicoterapeuta, coach y director del Centro de Psicoterapias Avanzadas, las personas que viven con un animal de compañía saben que llegará un día en que la mascota fallecerá. No obstante, obsesionarse e internar prepararse para ese momento, no es una buena idea. «Prepararse para la muerte de un perro es anticipar el dolor que producirá su muerte y, por ello, es innecesario. Lo mejor es disfrutar del él mientras esta con nosotros».

Según Cipriano Toledo, uno de los mejores consejos para ayudar a superar la muerte de un perro es comprar o adoptar otro. La persona que ha tenido uno, sabe mejor que nadie los beneficios que tiene su compañía en casa. «Muchos consideran que es mejor dejar pasar un tiempo tras la muerte del perro antes de tener otro. Sin embargo, es mejor tener otro cuanto antes. Para qué se va a prolongar el periodo de duelo si otra mascota conseguirá que se reduzca y se supere de manera natural y rápida».

Evitar los «altares»
Tras la muerte de un perro, son muchas las personas que mantienen sus cosas en el mismo lugar. La correa colgada en el mismo pomo, el plato de su comida, la cama, etc. «Si se decide, por el momento, no tener otro perro, hay que evitar “los altares”. Esto solo hará que se prolongue la tristeza y la fase de duelo», añade Toledo.

Nuevas rutinas
Existen rutinas propias de las personas que tienen un perro. «Durante los primeros días tras su fallecimiento, nos descubriremos yendo hacia la puerta y esperando que el perro nos siga para ir a la calle o esperaremos encontrarlo moviendo el rabo cuando llegamos a casa. Esta parte pasará sola de manera natural en aproximadamente 20 o 30 días». Por otro lado, si se estaba acostumbrado a pasear con el perro antes de ir a trabajar, después del trabajo, etc., conviene, sustituir estas rutinas por algún ejercicio físico. «Hay que evitar bajar al parque sin perro. Está bien que se vaya un día y se comente el suceso con los otros dueños de perros con los que se solía hablar, pero seguir bajando sin perro es mala idea».

No ocultar el dolor
Ocultar el dolor a los amigos o a la familia no tiene sentido. «Habrán conocido a nuestra mascota y nadie mejor que ellos para acompañarnos en nuestros sentimientos de tristeza», apunta Cipriano Toledo.

Si no se pasa, acudir a un especialista
Es totalmente normal, estar triste ante la pérdida de un ser querido como es un perro. Sin embargo, si este dolor y la sensación de tristeza se alarga más de dos o tres semanas, es necesario acudir a un especialista, «un duelo no resuelto puede traer problemas de salud».
Por Sandali
#9165507
Gracias por tu respuesta. Parecen buenos consejos, y que lo estaba haciendo casi todo mal. Veré si puedo seguirlos, aunque me veo sufriendo un mes y medio mas hasta que llegue mi nuevo cachorro. Si sobrevivo, supongo que acabaré haciéndome mas fuerte.
Un saludo.
Temas similares
Temas Estadísticas Último mensaje
¿Cómo superar la muerte de mi perro?
por karsthia  - 06 Nov 2017, 16:45  - en: General
1 Respuestas 
807 Vistas
por galgosperros
07 Nov 2017, 09:10
Superar el dolor
por Vivimr  - 03 Ago 2017, 14:44  - en: General
0 Respuestas 
429 Vistas
por Vivimr
03 Ago 2017, 14:44
Muerte de mis dos perritos en una semana
por Jess09  - 01 Mar 2018, 18:34  - en: General
6 Respuestas 
1179 Vistas
por pedritorico
06 Feb 2019, 00:46
Muerte subita de mi perra
por pina2014  - 19 Ago 2018, 04:35  - en: General
0 Respuestas 
456 Vistas
por pina2014
19 Ago 2018, 04:35
0 Respuestas 
145 Vistas
por LissMarie
01 Jun 2020, 16:03