Espacio de debate acerca del comportamiento animal, problemas de conducta, etc.
#9169446
Buenas. Hace 3 días castraron a mi perro (macho) y fue todo muy bien. Aparentemente se está recuperando bien (al día siguiente de la operación ya estaba como unas castañuelas), pero esta mañana se ha orinado en casa y esta tarde lo ha hecho otra vez, cuando antes nunca lo hacía. Lo más curioso es que las dos veces lo ha hecho unos 10 minutos antes de su hora de salir habitual, por lo que me parece más un problema de comportamiento que médico, pero quizá me equivoque. ¿Qué es lo que le puede pasar? De todas formas el miércoles lo tengo que llevar a revisión al vete y le preguntaré, pero de mientras me gustaría saber si esto es normal o no.

Otra cosa que me ha llamado la atención es que ahora se pone a ladrar en casa al mínimo ruido que escucha por la calle, y antes muy raramente lo hacía. También, cuando viene algún conocido y llama al timbre antes pegaba un ladrido o dos y se quedaba en la puerta esperando, pero ahora hasta que no abro la puerta no para de ladrar :|
La verdad, me parece bastante raro que se deba a la castración, pero todo apunta a eso porque como digo, antes no era así. A ver si alguien sabe decirme qué le pasa...

Gracias de antemano por las respuestas. Un saludo ;)
#9169447
es posible que tengas razón y sea un problema de comportamiento. He leído que hasta un 10% de las hembras pueden presentar incontinencia urinaria después de la castración, pero según he leído solo en hembras.
Si tienes razón y es un caso de comportamiento, quizá sería bueno darle unos días, a ver como reacciona. Igual, dinos que te dice el veterinario.
#9169456
pedritorico escribió:
04 Feb 2019, 22:01
es posible que tengas razón y sea un problema de comportamiento. He leído que hasta un 10% de las hembras pueden presentar incontinencia urinaria después de la castración, pero según he leído solo en hembras.
Si tienes razón y es un caso de comportamiento, quizá sería bueno darle unos días, a ver como reacciona. Igual, dinos que te dice el veterinario.
Gracias por responder. Actualizo con novedades:
Cada vez estoy más convencida de que es un problema de comportamiento. Ayer solo se orinó en casa por la noche, justo en el momento en el que íbamos a salir a la calle. Me explico: normalmente antes de salir me peino un poco y me pongo la chaqueta, y él ya sabe perfectamente lo que eso significa. Pues ayer hice y lo mismo, y cuando fui a ponerle el arnés lo pillé orinandose otra vez :roll:

Hoy lo he llevado al veterinario y le ha quitado un punto, ha dicho que la herida se está curando muy bien y que el viernes vuelva a que le quiten los 2 que le quedan. Le he preguntado si es normal lo de que se orine en casa y me ha dicho que no...le ha palpado un poco la zona y ha dicho que aparentemente está todo bien. Luego le ha puesto el termómetro y aparentemente tenía unas decimillas de fiebre (cosa que me ha parecido un poco extraña porque el perro está y ha estado todos estos días perfectamente. Activo, con ganas de jugar, de comer, de beber, de salir, etc...pero bueno, ellos son los profesionales). Luego le ha pinchado un antiinflamatorio y ya está.

No entiendo a que se debe este cambio de comportamiento tan repentino...aparte del tema de la orina, también me preocupa lo de que esté ladrando agresivamente por cualquier ruidito que oye por la calle o cuando viene alguien, y parece que cada día va a peor con esto. Esta mañana por ejemplo he oído al cartero dejando unas cartas en el buzón, y el perro se ha puesto a ladrar y a gruñir como un loco (nunca lo había hecho antes, si acaso se quedaba en la puerta olisqueando pero nunca le ha ladrado al cartero, y lo de gruñir es totalmente nuevo, porque eso si que no lo hacía con nadie). ¿Puede ser que esté frustrado por estar llevando estos días el collar isabelino? Obviamente le incomoda un poco. Es la primera vez que se lo ponen y a lo mejor se cree que lo va a tener que llevar el resto de su vida, no sé.. xD

Otra posibilidad es que tenga un exceso de energía estos días y sea su forma de desfogarse (?). Es un bodeguero (una raza muy activa) de apenas 1 año, y casi todos los días me lo suelo llevar al pipican a que se desfogue corriendo y jugando con otros perros, pero desde que lo operaron y hasta que no se le quiten los puntos y tal hay que tener mucho cuidado con la herida, por lo que no puedo llevarlo a jugar y solo damos paseos tranquilos.

No sé si algo de esto tendrá que ver con su comportamiento, o si solo estoy diciendo una sarta de tonterías... :lol:
#9169458
Me alegro que el veterinario haya visto todo bien, y no creo que hayas escrito tonterías. En tu lugar no me preocuparía demasiado, al menos por unos días.

Por lo que describes yo coincido con que parecería un problema de comportamiento. El orinarse cuando ve que te estás preparando para salir con él parece claro.

La castración en el macho elimina la producción de la testosterona (hormona masculina). Eso en la mayoría de los casos (si no en todos) les baja sensiblemente la agresividad. Por eso, los ladridos y gruñidos, al menos por ahora, se podrían meter dentro del mismo saco de cambio (temporal) de comportamiento.

El collar isabelino es molesto, y la cirugía, la anestesia, los puntos, etc., son algo nuevo, y eso puede afectar, en distinta medida, según el perro.

En tu lugar yo le dejaría tranquilo unos días, hasta que le quiten los puntos, el collar isabelino, etc., y su universo vuelva a ser el "suyo", el universo en el que se sentía a gusto y seguro. Probablemente ahí vuelva a ser el mismo perro de antes.

Un saludo