#9167081
Hola, a mi perro tampoco le gustaba que le ponga el arnés, era una verdadera batalla para ponérselo. Lo que hice fue que mientras le ponía el arnés le daba una chuche para que se distraiga y de esa forma me dejaba ponérselo sin problemas, estaba muy ocupado con su chuche como para quejarse.
Al principio sólo usé este truco para que estuviera quieto mientras le ponía el arnés, pero ahora él mismo viene a ponerse el arnés cuando lo ve, sin chuche ni nada,y tampoco se queja ni me muerde cuando se lo estoy poniendo.

Espero que te funcione.
#9167107
Hola, tenemos una podenca y después de 2 años y medio, hemos decidido ponerle un arnés (en este caso un Julius K9). Por normal general, cuando la paseamos, va siempre a su rollo, por delante nuestro, olisqueando todo, pasando de nosotros, blablabla es una exploradora. Cuando sabe que la vamos a sacar se pone muy contenta y mueve el rabo una barbaridad.
Le hemos puesto el arnés y se queda inmóvil como una piedra. No tenemos problemas para ponerle el arnés, aunque te quita la cabeza, pero es muy buena y nunca tenemos problemas para hacer cosas que no le gustan, pero nos preocupa su depresión con el arnés puesto. Sale a la calle porque sabe que está atada y no le queda otra, pero no se separa de mi (cuando siempre me da tirones en los paseos), hasta se lo tengo que quitar para que haga sus necesidades (es instantáneo, se lo quito y zas!).
Ya de pequeña le pusimos un chubasquero durante un tiempo y hacía lo mismo y se lo tuvimos que quitar porque no es la misma perra. Qué podemos hacer? Gracias.