#9021000
A este pobre schnauzer de 10 años lo han dejado tirado como un trapo en la perrera. Tamaño pequeño, macho.
Su dueña era una señora mayor que ya no podía sacarlo a la calle ni atenderle bien. Sus hijos se han desentendido del perro y han preferido abandonarlo de esta manera, después de 10 años junto a ellos. Así de despreciables son algunas personas. Igual duermen hasta felices y sin remordimientos.

huellascantabriasos@yahoo.es 654022501