Por mertexroc
#9162373
Hola. escribo este post para que sirva de advertencia a futuros dueños de dobermann de Boramorena o a los que piensen en hacer camadas juntando estas lineas.

soy la dueña de F-Falko de Boramorena (hermmano de F-Fara campeona España 2013).

antes fui la dueña de T-Dargo de Boramorena y antes, lo fui de Manolito de Boramorena.

3 dobermann Boramorena en menos de 10 años, todo un record.....

padres distintos, madres todas de la familia boramorena con el siguiente resultado:

]Miguelito murio al año y medio por espondilitis (sindrome de Wobbler)

T-Dargo sospechamos que a causa del dolor se volvio loco a los 3 años y medio.

F-Falko morirá en breve ( 1 o 2 semanas a lo sumo) por sindrome de Wobbler.

con este aviso, pretendo que nadie tenga que pasar la tristeza y dolor que nos ha tocado a nosotros.

exijan, por favor, el certificado de "libre de sindrome de wobbler" a cualquier descendiente Boramorena.
Por Supercali1991
#9163649
Lo siento en el alma, me he hecho una cuenta aposta para poder escribirte. Mi dobermann de 4 años y medio fue diagnosticado con síndrome de Wobbler bastante avanzado en junio, fue operado y ahora está normal. Con esto quería decirte que, imagino que depende del grado que esté, pero sí que tiene operación, aunque muy jodida, muy compleja y muy muy cara (me he tenido que hipotecar para poder operarle). Para la operación le testé de muchas enfermedades hereditarias (aunque sus padres ya estaban testados), como cardiopatía dilatada, tiroides, Enfermedad De Von Willebrand... Lo que no entiendo es que recomiendas que si compran en Boramorena se pida un certificado de libre de síndrome de Wobber, pues por lo que sé, aunque está medio claro que es hereditario, todavía no ha sido demostrado, por lo que no se comprobaría por un test genético, sino a través de rx o resonancia, así que entiendo que no se podría proporcionar dicho certificado.
En fin, es una gran putada y "mala suerte", yo no hubiera repetido con Boramorena, al igual que tampoco lo haré con el afijo de mi perro, que, aunque se vayan a portar bien ("regalo" de un cachorro para recuperar algo de gastos cuando lo venda), lo mal que se pasa no te lo compensa nada ni nadie.