Peritas, el perro de Alejandro Magno

Peritas, el perro de Alejandro Magno

Peritas se llamó el perro favorito del Alejandro Magno, que según cuentan las crónicas de la época, lo acompañó durante sus hazañas militares.

Alejandro Magno fue un gran amante de los animales, y muchas son las historias que han llegado hasta nuestros días que lo corroboran.

Cuando su caballo favorito, Bucéfalo, murió en la batalla de Hidaspes (326 a. C.), decretó una semana de luto, y en su honor fundó la ciudad de Phalia, actualmente en Pakistán.

De Peritas se cuenta que fue un obsequio del Rey de Albania, y se cree que el nombre proviene de la palabra macedonia “enero”.

Según Plutarco, historiador de la antigüedad, Alejandro también bautizó una ciudad con el nombre de su perro favorito:

Se dice, también, que cuando perdió un perro llamado Peritas, que había sido criado por él y era muy querido, fundó una ciudad y le dio el nombre del perro.

Alejandro Magno murió en el año 323 Antes de Cristo, a los 32 años de edad, y fue uno de los más importantes conquistadores de la historia y su figura y legado han inspirado a los grandes conquistadores de todos los tiempos, desde Julio César hasta Napoleón Bonaparte.