vizsla, la raza de perros de los hungaros

El Vizsla, la raza de los Magiares

La historia del Vizsla o Braco Húngaro está íntimamente ligada a la del pueblo húngaro. Los Húngaros eran un grupo étnico originario de Asia central, conformado por siete tribus de pastores nómades, que tomaron parte de una gran ola migratoria, junto a otros grupos asiáticos, hacia el oeste.

En el año 896 de nuestra era, bajo las órdenes del jefe Arpad, los húngaros cruzan los Cárpatos por el Paso de Verecke, y conquistan la región que hoy ocupan Hungría, Austria y parte de Eslovaquia y Croacia. Llevaban consigo su ganado y sus perros.

Bajo el reinado de Istvan (coronado como Esteban I el santo), primer rey de Hungría (975-1038), las tribus húngaras dejan sus costumbres nómades y se establecen definitivamente en la región, adoptando el catolicismo como religión oficial y el Latín como lengua escrita.

Se conservan ilustraciones que datan del siglo XIV que muestran escenas de caza con perros que posiblemente se correspondan con el braco húngaro. El término Vizsla fue utilizado ya en unos manuscritos del siglo XV para designar a un determinado tipo de perro.

De acuerdo a documentos de la época, la cría de Vizslas era un pasatiempo de familias aristócratas, aficionadas a la caza y la cetrería.

perros de raza vizsla o braco hungaroEl aspecto actual del Braco Húngaro o Vizsla comenzó a definirse tiempo después, durante los 160 años que los Turcos ocuparon Hungría (1526-1686). Este pueblo invasor trajo consigo sus perros, algunos notables por el intenso color amarillo de su manto, que fueron cruzados con los perros húngaros.

El producto de esta cruza es el ancestro directo del Vizsla actual.

El apogeo de la raza tuvo lugar en el siglo XVIII, debido al popularización de las armas de fuego, y varias familias prominentes eran conocidas por su afición a la cría de Vizslas, como por ejemplo los Zay, Batthyany, Nadasdy y Kimlossy, fueron todos apellidos relacionados con esta raza.

Una vez que la raza estaba firmemente establecida, se cree que fue mantenida pura por varios siglos, quizá hasta fines del siglo XIX. Los Húngaros siempre procuraron mantener los Vizslas en Hungría, razón por la cual solo ejemplares machos eran enviados al extranjero.

Hay quienes afirman que ciertos cazadores alemanes, ante la imposibilidad de conseguir que los húngaros les enviasen hembras para cría, cruzaron machos Vizslas con perros rusos, originando así el Weimaraner. Esto puede ser una historia muy discutible, pero es seguro que cuando el Weimaraner o Braco de Weimar es reconocido como tal, el Vizsla ya era una raza bien establecida.

El época de oro del Vizsla llega a su fin a finales del siglo XIX, cuando se introducen en Hungría perros pointers ingleses y alemanes.

El Vizsla en el siglo XX

Hacia 1916 era muy difícil conseguir Vizslas de líneas de sangre reconocidas, lo que motivó a Tibor Turoczl a publicar un artículo en la revista de caza Nimrod (Nimrod Vadaszujsag), alertando acerca de la casi extinción de los Vizsla. Este llamado recibió casi inmediata respuesta de varios notables de la época, y como personalidades claves de este renacimiento de la raza podemos mencionar al Dr. Kalman Polgar, Elemer Petocz, Dr. Ferenc Korbas, Karoly Baba, Balazs Otvos y al conde Lazslo Esterhazy.

Este renacimiento del Vizsla fue perturbado por el Tratado de Trianón, firmado el 4 de Junio de 1920 en el palacio Grand Trianon de Versalles, Francia, por el cual se confirma la desintegración del Imperio Austro-Húngaro, y se divide la región según grupos étnicos, lo cual implica que Hungría pierde casi el 72% de su territorio a manos de sus vecinos Yugoslavia, Checoslovaquia (hoy Chequia y Eslovaquia), Austria y Rumania.

cachorro de raza vizslaEsto dificultó mucho el trabajo de quienes bregaban por el resurgimiento de la raza, pero a pesar de esto, ese mismo año se funda, en la ciudad de Kaposvar, la Asociación de Criadores de Vizsla, que organizo el registro de pedigrees.

En 1935 el Vizsla es reconocido como raza por la Federación Cinológica Internacional, y en 1938 se exportan los primeros ejemplares a Estados Unidos.

Al inicio de la Segunda Guerra Mundial, había casi 5.000 Vizslas registrados en Hungría.

En 1944 la fuerzas alemanas ocupan el país, pero son expulsadas por los rusos en abril de 1945. Estos saquearon Hungría, y en poco tiempo la población de Vizslas se redujo a unos pocos cientos de ejemplares.

En 1947 comenzó el contrabando de Vizslas, principalmente por húngaros que habían podido huir del país antes del ingreso de las tropas del ejército soviético. Su intención era preservar la raza, llevando Vizslas a Italia, Francia y Estados Unidos, donde ha prosperado y ganado popularidad.

La raza llegó a Canadá y Holanda en 1953, a Dinamarca en 1956, y a Australia en 1973.

En España había, en 2010, 80 ejemplares inscriptos en el L.O.E.

Bernard Broggs
Ingeniero Aeronáutico que creció en el seno de una familia de cazadores, y conoció la raza en 1961. A partir de ese año dedicó su vida a la cría de Vizslas. Fue socio fundador de clubes de la raza, y directivo de varios de ellos, y sus Vizslas ganaron decenas de premios en varios estados de los Estados Unidos. En 1973 escribió The Vizsla, que probablemente sea el libro más completo sobre esta raza publicado hasta la fecha, y actualizado en 2000. Esta detallada y documentada obra de 340 páginas contiene capítulos con la historia de la raza, un detallado estudio del estandar, genética, adiestramiento, caza, y todo lo que un amante de esta raza pueda necesitar. El libro está disponible solo en idioma inglés.
Bernard Broggs
Bernard Broggs

Últimos artículos deBernard Broggs (ver todos)